Borja Muñoz Cuesta

Olvida la excelencia

La “dolce vita” bajo un trading de mínimos

Bolsamania | 27 ene, 2016 10:57

¿Título provocador? Quizá sí, pero es la realidad de muchos. Los primeros 5 puntos de un examen se consiguen con más facilidad que los 5 últimos. En el trading sucede algo similar. Obtener un ratio gana-pierde 70/30 basado en meses de trabajo, esfuerzo y disciplina está al alcance de todos. Ahora bien, elevar esas cotas a ratios de excelencia 90/10 supondrá el triple de esfuerzo que llegar al 70/30, probablemente una energía que, cuando ya se gana, quizá no compense.

 

En el trading se pierden más “combates” por abandono que por KO, y mucho de esos abandonos viene de personas perfeccionistas que no toleran que, pese a desempeñar muy bien su trading, el 30% de las operaciones pueden causar una pérdida. Intentan mejorar esos ratios y con afán de progresar, empeoran.

 

Eres un trader ganador, rentable, que sacas todos los meses “tu jornal” pero un día observas a otro compañero que mejora holgadamente tus resultados. El siguiente paso sin intuirlo puede dar al traste con meses de duro trabajo. Puedes estar a punto de desequilibrar tu trading gracias a los resultados de unas personas que quizá sólo te muestren el lado bueno de su operativa. Estas situaciones tan habituales hoy gracias a las redes sociales, donde muchas personas sólo muestran sus operaciones positivas, generan gran ansiedad en muchos traders, y esa ansiedad hace que modifiquen un plan de trading que ya les funcionaba. ¿Consecuencias? Nuevas dudas, falta de confianza en un sistema que era positivo, e insatisfacción “typical spanish” de ver al vecino lograr más puntos que tu al final de mes.

 

Siempre se puede mejorar, pero no debes ser nuestro caballo de batalla. No tiene sentido pensar siempre en hace más. Debemos poner a raya nuestra codicia. El premio del trading es el tiempo. Hay es donde nos hacemos millonarios. ¿Cuántas personas puede decir que su jornada laboral es de 20 horas al mes? Centrémonos en no desequilibrar nunca nuestro imbatible ratio esfuerzo/resultado.

 

Compitamos contra nuestra mejor versión pero con cautela. Cuando nos acercamos a nuestro límite es más fácil fallar. La presión afecta y cometemos errores. Si ya tenemos el sistema que nos hace ganar, centremos nuestra energía en repetir el patrón. Los grandes capitales se hacen a base de repetir y repetir algo que se hace bien durante extensos periodos de tiempo. ¿Por qué gano hoy más que hace dos años? Pues no porque mi trading sea ahora excelso, sino porque repito con más contratos o distinto apalancamiento lo que aprendí a ejecutar correctamente hace tiempo.

 

Algunos lo llamaran conformismo, pero yo me pregunto ¿y qué hay de malo?