Moody's eleva un escalón el 'rating' de España hasta 'Baa1'

La agencia cree que las debilidades institucionales continuarán, pero considera que las mejoras económicas justifican la subida

  • Mantiene la perspectiva 'estable' porque ve "improbable" que se materialicen reformas macroeconómicas y fiscales estructurales en el medio plazo
  • El alivio de las tensiones en Cataluña, según Moody's, no bastaría por sí solo para una nueva mejora en la perspectiva o en la calificación
| |
Bolsamanía
Bolsamania | 13 abr, 2018 22:43 - Actualizado: 23:23
bandera españa

La agencia de calificación Moody's ha decidido mejorar el 'rating' de España un escalón, desde 'Baa2' hasta 'Baa1', con perspectiva estable. La agencia considera que las mejoras crediticias, el crecimiento económico y la mejora del sector bancario han compensado los factores políticos e institucionales negativos.

Moody's considera que en los últimos años se han visto "mejoras graduales", pero cada vez más sostenibles, en el perfil crediticio español. Además, opina que se ha hecho "mucho" para abordar las debilidades en el sector bancario tras la crisis financiera. Igualmente, explica que los últimos cambios estructurales en la economía han cambiado el modelo de crecimiento hacia uno más sostenible, aunque matiza que el crecimiento se desacelerará a partir de las tasas actuales.

En su evaluación, Moody's explica que España ha experimentado un crecimiento superior al 3% anual durante los últimos tres años, un crecimiento que "en sí mismo no es particularmente relevante para el crédito, pero que ha revelado el grado en que la estructura de la economía española ha cambiado de manera que la hace más sólida frente a los shocks".

Sobre el sector bancario, la agencia opina que la sólida recuperación económica ha respaldado a las autoridades en sus esfuerzos por reestructurar el sector financiero y ha ayudado a sus instituciones financieras a reconstruir sus fundamentos crediticios, especialmente a través de una mejor calidad de activos y posiciones de capital y financiación más sólidas. "Aunque los problemas heredados permanecen y las mejoras comienzan desde una base baja, consideramos que el sector bancario español es un evento de menor riesgo material para el balance del rating soberano", defiende.

Pese a todas estas mejoras, la agencia considera que las debilidades institucionales han amenazado los progresos alcanzados, y recuerda que en la pasada revisión decidió mantener la calificación española en 'Baa2'. Ahora, la agencia cree que, "si bien es probable que las debilidades institucionales continúen siendo un factor limitador en el tiempo", las mejoras observadas están "suficientemente arraigadas" como para elevar la calificación del país.

PERSPECTIVA ESTABLE

Sobre la perspectiva estable, Moody's argumenta su decisión en que cree "improbable" que se materialicen reformas macroeconómicas y fiscales estructurales en el medio plazo, en parte debido a la incertidumbre sobre la situación institucional y política acerca de la política fiscal y económica.

De cara a una nueva mejora de la calificación española, Moody's considera que España necesita un mayor compromiso por parte del Gobierno con la política fiscal y una caída sostenible de la deuda pública. En su opinión, ese compromiso se demostraría con una "implementación sólida de reformas macroeconómicas y mejoras en el déficit estructural". Sobre Cataluña, creen que el alivio de las tensiones políticas podría ayudar, "pero no sería suficiente por sí solo para mover la perspectiva o la calificación".

CATALUÑA

Moody's sostiene que la crisis política en Cataluña "parece que no ha causado ningún deterioro en el desempeño macroeconómico o fiscal de España hasta la fecha". Sin embargo, espera que las tensiones entre el Gobierno central y las fuerzas independentistas continúen, aunque prevé que Cataluña seguirá siendo parte de España.

"Y aunque la crisis es, en parte, responsable de las dificultades del gobierno -por segundo año consecutivo- al aprobar un presupuesto, no creemos que los desafíos actuales del gobierno, o la perspectiva de elecciones regionales y potencialmente nacionales, traerán consigo un cambio negativo en la política crediticia en los próximos años", opinan.

"El crecimiento cíclico alto disminuirá lentamente hacia su nivel potencial a medio plazo de 1,5%-2%, pero mientras tanto proporcionará más espacio político para amortiguar los choques políticos negativos del crédito", añade. Eso sí, señala que una hipotética separación de Cataluña de España podría tener un impacto negativo en una futura revisión de 'rating' de España "dado el tamaño y la importancia económica de la región para España en general".

Moody's añade que también ha mejorado la calificación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) desde 'Baa1' hasta 'Baa2', con perspectiva estable.

REACCIONES DEL GOBIERNO

Tras la noticia, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha escrito un mensaje en su cuenta de Twitter en el que celebra la mejora del 'rating: "Gracias a las reformas del Gobierno y al esfuerzo de los españoles, aumenta la confianza en España. Ahora no podemos parar".

UNA SUBIDA ESPERADA

El mercado ya anticipaba que Moody’s seguiría los pasos de Fitch y S&P y mejoraría la calificación de la deuda soberana española. Tres agencias y tres mejoras de rating impensables hace unos meses, cuando todas ellas declinaron hacer movimientos debido a la crisis política con Cataluña.

El anuncio de Moody's implica que la deuda española contará con su nota más alta de los últimos seis años, después de que en junio de 2011 su calificación bajara del 'A3', que suponía un grado de inversión de calidad buena, hasta 'Baa3', que lo situaba a un escalón del bono basura.

En octubre del año pasado, Moody's mantuvo la calificación de España sin cambios en 'Baa2'. Eso después de avisar de que, si la situación de tensión en Cataluña se extendía en el tiempo sin que se diera una solución, la nota se vería afectada de manera negativa. S&P dijo el pasado mes que ni la evolución económica ni presupuestaria de España se han visto obstaculizadas por las tensiones en Cataluña y expresó su confianza en que el PIB de España crecerá "más rápido" que la media de la Zona Euro entre 2018 y 2021. En enero, Fitch también hizo hincapié en los efectos "muy limitados" del riesgo político.

Moody's hizo su última actualización del rating de España hace cuatro años, en febrero de 2014. Oxford Economics subraya que, desde entonces, el país ha experimentado "una fuerte recuperación, con un crecimiento regularmente por encima del promedio de la Zona Euro y un déficit fiscal que se ha reducido en más de la mitad". Las próximas revisiones de las agencias llegarán en julio (Fitch), septiembre (S&P) y octubre (Moody’s).

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 0.023 10 Ver perfil
Cyprus Securities ... 2.2 300 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil