Fiscalidad del seguro de vida - Declaracion de la Renta

Fiscalidad del seguro de vida

| 05/06/2015 | 2 Comentarios

Nos adentramos en la fiscalidad del seguro para hablar de uno de los más contratados: el seguro de vida. Este producto financiero puede contratarse bajo diferentes fórmulas, la más clásica, en la que la aseguradora pagará una cantidad de la dinero en caso de fallecimiento, o como PPA y PIAS, que en realidad son productos de ahorro e inversión a largo plazo. Os contamos las diferencias y como tributan los seguros de vida en la declaración de la renta.

El seguro de vida es uno de los productos más generalizados, sobre todo teniendo en cuenta que su contratación suele ser requisito imprescindible que nos concedan una hipoteca.  La Ley define al contrato de seguro comoaquél por el que el asegurador se obliga, mediante cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura, a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado, o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas”. En el caso del seguro de vida, el asegurador se compromete a pagar una indemnización, capital o renta a cambio de una prima en caso de muerte o supervivencia a fecha fija. Esto es precisamente lo que convierte al seguro de vida en una herramienta que no sólo asegura a nuestros allegados un dinero en caso de fallecimiento, sino que también puede servir como producto de ahorro a largo plazo para obtener una renta para la jubilación.

fiscalidad seguro de vida

A la hora de hablar de seguros de vida desde el punto de vista fiscal debemos distinguir, como ocurre con la fiscalidad de los planes de pensiones, entre las aportaciones mensuales y las prestaciones que después recibiremos.

Fiscalidad de las aportaciones

Las aportaciones o primas satisfechas que se pagan de forma mensual a cualquier seguro de vida no gozan de ninguna deducción en la base imponible del IRPF ni dan derecho a ningún tipo de reducción.

Existe una excepción a esta regla y son las de los Planes de Previsión Asegurados o PPA, que permiten una reducción de los rendimientos de trabajo hasta determinados límites. En este sentido, la fiscalidad de las aportaciones es similar a la de los planes de pensiones.

Fiscalidad de las prestaciones

Las prestaciones del contrato de seguro están sujetas al pago de diferentes impuestos en función de la contingencia que se produzca y de los elementos personales que contenga. Así habrá que diferenciar cuando el tomador del seguro no es la misma persona que el beneficiario, en cuyo caso deberá tributar en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y cuando ambos coinciden, en cuyo caso habrá de tributarse e el IRPF. Además, también hay que distinguir la forma del cobro de la prestación o contingencia. Es decir, si esta se produce en forma de capital o como una renta.

Vamos a ver ambos casos.

Impuestos del seguro de vida

Tomador y beneficiario son la misma persona

Esto sucede generalmente cuando se contrata un seguro de vida que pagará una cantidad al alcanzar cierta edad en lugar de hacerlo en caso de muerte. Deberemos diferenciar cuando la prestación se cobra en forma de capital y cuando se hace en forma de renta.

Rescate como capital

Si se cobra en forma de capital se considerará un rendimiento de capital mobiliario y por lo tanto se integrará en la renta del ahorro. Se aplicará una fiscalidad similar a la del resto de productos financieros, que establece los siguientes tipos del ahorro para la renta 2014 y siguientes ejercicios.

Base imponible del ahorro en el IRPF 2014:

  • Entre 0 a 5.999 € el tipo impositivo será del 21%
  • Entre 6.000 € y 24.000 € el tipo impositivo será del 25%
  • A partir de 24.000 € el tipo impositivo será del 27%

Base imponible del ahorro en el IRPF 2015:

  • Entre 0 a 5.999 € el tipo impositivo será del 20%
  • Entre 6.000€ 49.999€ el tipo impositivo será del 22%
  • A partir de 50.000€ el tipo impositivo será del 24%

Base imponible del ahorro en el IRPF 2016:

  • Entre 0 a 5.999 € el tipo impositivo será del 19%
  • Entre 6.000€ 49.999€ el tipo impositivo será del 21%
  • A partir de 50.000€ el tipo impositivo será del 23%

El beneficio se calculará restando al capital obtenido las primas satisfechas y la aseguradora practicará una retención de IRPF del 19% sobre el rendimiento.

Existe una excepción para los seguros de vida de capital diferido y las primas satisfechas antes del 31 de diciembre de 1994 que se hubieran generado antes del 20 de enero de 2006, a las que gracias al Régimen Transitorio se les podrá aplicar una reducción del 14,28% por cada año que exceda de dos, entre el abono de la prima y el 31-12-1994.

Rescate como renta

Las prestaciones cobradas en forma de renta también se consideran rendimientos de capital mobiliario y se integrarán en la base imponible del ahorro para tributar al 19%. Sin embargo, en este caso deberemos aplicar a cada anualidad unos porcentajes en función de los años de duración de la renta, tal y como muestra la siguiente tabla, cortesía de Finanzas para todos:

En el caso de las rentas vitalicias inmediatas el cálculo cambia y se considerará rendimiento del capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad unos porcentajes que dependen de la edad que tuviera el beneficiario en el momento de la constitución de la renta, tal y como muestra la siguiente tabla:

En el caso de rentas diferidas, lo primero será determinar el rendimiento de capital mobiliario, algo que se hará a través de los porcentajes aplicables a las rentas temporales o vitalicias ya indicados,  y que se incrementará en la rentabilidad obtenida hasta el momento de la constitución de la renta.

Por otra parte, en los mencionados PPA y los PIA el dinero cobrado se considera rendimiento del trabajo. Si necesitas más información sobre cómo tributan éstos y otros productos de ahorro para la jubilación y a largo plazo, aquí los analizamos todos.

Tomador y beneficiario son diferentes personas

Cuando tomador y beneficiario son diferentes personas se tributará en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En este caso, las cantidades percibidas de los seguros de vida se sumarán a los bienes heredados a la hora de calcular el impuesto. En este sentido el impuesto recoge una exención para el dinero de los seguros de vida cuando el beneficiario es el cónyugue, un ascendiente o un descendiente de hasta 9.195,49 euros por heredero de forma general, cifra que varía según cada comunidad autónoma.

Y es que conviene recordar que el Impuesto de Sucesiones está cedido a las comunidades autónomas, que pueden establecer reducciones y exenciones a la cuota, algo que hace por ejemplo Madrid para las donaciones entre familiares.

Aquí puedes ampliar información sobre cómo funciona y cuánto se cobra en cada comunidad.

El seguro de vida en el IRPF

El seguro de vida no inversor

¿Y los seguros de vida que no están ligados al ahorro? Llegados a este punto hablamos de los seguros de vida al uso, aquellos que se contratan para que, en caso de fallecimiento o invalidez, la familia reciba una compensación económica. Desde el punto de vista fiscal, estos seguros no se incluyen en la declaración de la renta, ya que son parte de las rentas exentas de tributar siempre que de familiares de primer grado.

Lo que sí habrá es que pagar en el Impuesto de Sucesiones tal u como hemos comentado.

La excepción de la hipoteca

Existe una excepción a los seguros de vida en el IRPF y es la que marca la hipoteca. Los seguros de vida vinculados a la hipoteca pueden desgravarse en el IRPF o, siendo más correcto, la cuantía que se pague puede incluirse dentro de la deducción por adquisición de vivienda habitual.

Esta deducción permite desgravar hasta el 15% de las cantidades destinadas a la compra de vivienda habitual sobre una base máxima de 9.040 euros siempre que la vivienda se haya adquirido antes del 1 de enero de 2013. Si al contratar el préstamo hipotecario el banco te obligó a firmar también un seguro de vida lo primero que debes saber es que posiblemente puedas cancelarlo si lo estimas oportuno, y lo segundo que el dinero de la prima podrás sumarlo a las cuotas de la hipoteca a la hora de calcular la base de la deducción.

¿Te ha quedado claro? Si no así sólo tienes que preguntarnos ¡Ayúdanos a compartirlo en redes sociales!

También te puede interesar:

Imágenes – CebotariN y Shutter_M en Shutterstock

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: Fiscalidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Comentarioss (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. José Trecet dice:

    Hola María,
    El hecho de que estés exenta de declarar no afecta a las retenciones de IRPF que te deben practicar. Éstas se aplican independientemente de tu condición.

  2. Maria dice:

    Hola ! La ss me dio incapacidad permanente y el seguro de la hipoteca pago al banco y a mi la cantidad restante , el banco retuvo el porcentaje de irpf correspondiente de la cantidad que cobre .
    Es correcto que hacienda me retuviera el porcentaje de irpf de la cantidad un cobre del seguro cuando yo estoy exenta de pagar irpf y hacer la declaración de la renta por la incapacidad ?.

Deja un comentario


Logo FinancialRed