Borja Muñoz Cuesta

La extraña percepción del dinero

10€ en El Corte Inglés

| |
Bolsamania | 30 ene, 2017 10:03 - Actualizado: 10:14

Una mañana como otra cualquiera, dejo de operar a las 10:15h tras una apertura sin apenas dirección ni verticalidad en el DAX alemán. Aún así, he sido capaz de rascar unos lucrativos trece puntos y medio al futuro. Me dispongo a ver la cartelera con el propósito de ir al cine a su sesión matinal, algo reservado sólo para jubilados, desempleados o bichos raros como los scalpers o day traders. Sin embargo, La la land debe esperar, una llamada de mi mujer, algunos ya la conocen por aquí tras este artículo, me obliga a hacer un cambio de planes. ¡Hay que hacer compra! Pues total, como en este 2017 he hecho el propósito de no quejarme sobre las cosas que me suceden, raudo y veloz me dirijo a El Corte Inglés para realizar lo que mi mujer considera prioritario para la supervivencia familiar.

Todo transcurre sin incidencias, 4 o 5 vueltas con el coche para encontrar el sitio más próximo a la entrada, estacionando finalmente en el primer sitio libre que habías visto 10 minutos antes, música de ascensor que crea ese ambiente en el que te sientas libre para fracasar, número 47 en la pescadería y 94 en el pan, 2 mujeres vestida de ultrafondistas riñendo sobre algo, … en fin escenas nada atípicas en estas latitudes.

Realizo el pago en efectivo de las compras de supervivencia, la dependienta me devuelve una cuentas monedas y un billete de diez euros. Cojo las bolsas y me dirijo al coche. Una vez en casa, descargo la compra y listo, salvo por una cosa, en el transito del supermercado a casa extravié el billete de diez euros. Diez euros sí, ni veinte ni cinco, diez. Pues bien, una persona fajada en los mercados, con tolerancia extrema a la incertidumbre, con un desapego al resultado propio de mi actividad, pasa más de media mañana turbado por dicho descuido. ¿Qué hace a la mente molestarse tanto ante un extravío de 10 euros y por el contrario vive sin sobresaltos cuando te juegas todos los días el 1% de tu patrimonio?

Esta misma semana tuve una pérdida de 60 puntos en el futuro del DAX, apenas ni lo pensé, es parte de mi actividad, pero son 150 veces más de lo que perdí en El Corte Inglés, no supuso dolor y mucho menos pérdida de tiempo de estar toda la mañana pensando que eres un cenutrio. Como dice mi amigo y trader Víctor Gómez da igual si son 10€ o has ganado hoy 13,5 puntos del DAX (algo más de 340€), lo importante es la forma en la que los ganas o pierdes. Perder diez euros por un descuido tonto duele más que perder mil quinientos por fruto de tu actividad profesional. Es así de simple y sorprendentemente extraño a la vez.

Lo malo del trader es que está tan acostumbrado a manejar esta cifras, ni altas ni bajas, ni malas ni buenas, simplemente su realidad, que en ocasiones necesitas bajar a la “vida real” para comprobar cuán tonto eres.

Divisas y materias primas como nuevas herramientas de inversión