Borja Muñoz Cuesta

Donde la emoción manda

El habitat del trader

| |
Bolsamania | 04 ago, 2016 17:35

El trading es elegir, decantarse por un lado, tomar decisiones o no tomar ninguna, pero sobre todo es salir de la manada. Las personas dicen que no le gusta formar parte de la manada, pero de algún modo se sienten cómodos psicológicamente en ella, sucumbe ante ella y se queda sin plantearse alguna vez el trading, porque si todo el mundo se queda quieto, será porque es lo que hay que hacer. Ante esto poco podemos hacer, salvo explotar la mentalidad de manada en beneficio propio, por supuesto, también en los mercados.

A los pocos que les seduce incomodarse lo suficiente con el trading, les aborda un problema evidente, éste es que no lo suelen enfocar bien. El método es importante pero no es lo primordial. El método, el sistema, la lectura del mercado, del contexto, … son herramientas que puede funcionar mejor o peor, pero que por sí solas no vale para nada, solo para analizar un gráfico a “toro pasado” y demostrar lo bien que funciona, y lo mucho que están aprendiendo de los mercados, lo poco que les queda para forrarse.

Lo importante es quién maneja esa herramienta. Un método muy sencillo puede dar grandes resultados en manos de un trader muy disciplinado. Por lo tanto, el objetivo es centrarte más en el comportamiento. Después de un año de trading, no serás el mismo, y de hecho ya nadie lo es. Quien lo siga siendo, francamente, o tiene un problema difícil de solucionar o entrará en la Forbes.

El trading a simple vista parece sencillo, y lo es. El problema surge cuando nos ponemos a los mandos. Somos los que incumplimos todas las normas, los que nos dejamos llevar por las emociones. Y ahí, donde la emoción manda, es siempre donde ocurren las cosas, donde a un trader se le exige estar. Superar esto, es lo que lo hace arduo. El camino de superación personal que todo trader supera. Nadie va a hacer que consigas tu objetivo si no avanzas tú, si no mejora tu capacidad a la hora de enfrentarse a la incertidumbre. Leer mis libros, realizar el programa privado, asistir a una de mis ponencias serán de ayuda porque sólo es realmente difícil, por no decir imposible, pero será tu esfuerzo en la dirección correcta la que otorgue frutos, llámalo dinero o también tiempo.

El trading no siempre sale. De hecho casi nunca ocurre lo que uno espera. A veces lo haces todo bien y no haces más que sufrir stop loss, y sin embargo otras, en las que tampoco analizas y ejecutas de manera excelsa, el mercado va y te brinda 80 puntos. Pero que no cunda el pánico, porque las cosas que pasan es porque tienen que pasar. Todo suma. Lo bueno, lo malo y lo regular. El control Z aquí no sirve. En el pasado operarias mucho, poco o nada, hoy debes hacerlo bien. No repetir los mismos errores, conectar puntos. Fracasa mejor que ayer. Una veces ganamos, otras aprendemos.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión