Bolsamania

Volvo y Ericsson pondrán Internet en los vehículos

coche volvo internet
Al igual que ya existen algunos autobuses (pocos) incorporan un servicio de WiFi gratuito, el futuro de los automóviles es el de contar con Internet. Aunque a día de hoy aún vemos eso como algo lejano, los avances tecnológicos en lo que se refiere a la conectividad del vehículo van a ir enfocados en ese sentido. Volvo así lo ha interpretado y se ha puesto manos a la obra al establecer una alizan con Ericsson.

Así se ha anunciado el día de hoy, Volvo Cars ha firmado un acuerdo de colaboración con Ericsson con el objetivo de desarrollar soluciones técnicas para introducir servicios de Internet en automóviles y crear, así, vehículos interconectados. Sobre el papel, Volvo Car aportará su experiencia en lo que se refiere a hábitos del conductor y la adaptación a las normas de seguridad vial mientras que Ericsson aportará sus conocimientos de consultoría y de integración de sistemas.

El propósito de este acuerdo es crear una Nube Conectada al Vehículo basada en una plataforma de Ericsson con la que se pretende hacer llegar al conductor del vehículo Volvo todo tipo de información y entretenimiento, además de aplicaciones y servicios de comunicación.

De este modo, Volvo pretende avanzar tecnológicamente en un campo aún por explotar y que podría suponer la revolución total para los propietarios del vehículo (aunque en la práctica quienes más se beneficiarán serán los pasajeros). Así nos lo explicaba Lex Kerssemakers, el vicepresidentede Estrategia de Producto y Gestión de la Gama de Vehículos de Volvo Cars, “esta es estratégicamente una parte importante de las inversiones de Volvo Cars para el futuro, donde queremos tener una posición de liderazgo”, al tiempo que reconocía Ericsson era el socio perfecto para los planes de la compañía.

Las dimensiones de tener Internet por defecto en un vehículo aún son desconocidas para los usuarios pero podría suponer una auténtica revolución de cara al futuro: vehículos interconectados. Así, por ejemplo, gracias a la ubicación GPS también integrada en cada vez más vehículos, podríamos conocer la ubicación de otros vehículos no ya para su control o simple curiosidad, sino también para ir por rutas con menos tráfico o, simplemente, hacer más sencilla la vida a sus usuarios.

Fuente: El Economista