Bolsamania

Mercedes inventa el coche invisible

Un coche invisible que puede fundirse discretamente en medio urbano: para su nuevo modelo de coche limpio, Mercedes ha optado por una publicidad bastante original, y con un mensaje explícito. Sugiriendo que este coche es tan poco contaminante que se convierte prácticamente en inexistente para el entorno, la marca alemana de alta gama lo apuesta todo en una campaña publicitaria bastante original.

Los LED son magníficos

Con el fin de obtener un resultado deslumbrante, Mercedes ha querido tirar la casa por la ventana. La marca incorporado a su último modelo, el F-Cell Hydrogen, unos paneles LED, instalados en un lado de su carrocería, mientras que del otro lado, viene equipado con una cámara de fotos digital. Ésta, al transmitir las imágenes en los paneles LED en tiempo real, permite que el vehículo de funda con el entorno en el que está situado en ese momento, con el fin de obtener un efecto “invisible” relativamente bueno, y todo por un truco de mimetismo.

Mercedes ha querido transmitir una imagen ecológica de su nueva creación, invocando su tecnología avanzada de batería a combustión que no emitiría ningún tipo de contaminante, y minimizaría su impacto sobre la naturaleza.

Coche del futuro, o sueño inalcanzable

Pero, este spot publicitario simboliza quizás, y antes que nada, el querer poner el carro antes que los bueyes: en efecto, esta tecnología bastante cara, no está al alcance de todo el mundo… La comercialización antes de 2014-2015 parece un dulce sueño para los amantes de la ecomovilidad, además de que esta energía del futuro que es el hidrógeno, es difícil de almacenar, y también de transportar.

A todo esto hay que añadir un problema suplementario (de tamaño) que ya se percibe en el horizonte: los puntos de recarga, que los futuros conductores tendrían muchas dificultades en encontrar.

Foto – Tamerelapub

Foto – Greencarreports