Bolsamania

Corea del Norte, el país de las autopistas vacías


Corea del Norte es uno de los países más terribles y delirantes del mundo. Y precisamente por ese motivo resulta tan fascinante. Todas las imágenes que nos llegan de aquellas tierras son sorprendentes. También las de su red de carreteras y autopistas, con casi 31.000 kilómetros. Demasiado para un país donde apenas circulan vehículos a motor.

Desde la capital Pyongyang parten cuatro super-autopistas de varios carriles. Modernas, enormes, espectaculares… pero vacías. ¿Para qué sirve poner cuatro carriles por sentido si el tráfico es prácticamente inexistente? La versión oficial es que estas autopistas se encuentran vacías porque están reservadas únicamente al tráfico militar. La realidad en cambio es que los ciudadanos norcoreanos son tan pobres que no pueden permitirse comprar un coche para su transporte privado. Y aunque lo tuvieran ¿a dónde irían en un estado donde no se puede hacer nada sin un permiso del gobierno?

Además de los vehículos militares, los únicos coches que circulan en Corea del Norte son los vehículos oficiales de los altos cargos del régimen, principalmente d ela marca Mercedes, la favorita de Kim Jong-Un.

Kilómetros y kilómetros de vacío y silencio, sólo perturbado por la aparición ocasional de un barrendero que mantiene el arcén limpio de hojas. Surrealismo total.

Sobre las autopistas norcoreanas es famosa la anécdota que el dibujante canadiense Guy Delisle plasmó en su cómic “Pyongyang”: durante un viaje en coche entre la capital y la Exposición de Amistad Internacional, el chófer y el intérprete deciden intercambiar sus asientos. Para ello no dudan en detener el coche en mitad de la autopista, sabrir la s puertas y ocupar cada uno de ellos el asiento del otro, sin mayor problema.

Fotos – Eric Lafforge

2 Comments