Bolsamania

Así ruge el motor de un avión de combate soviético MIG 23 en un BMW Serie 3 (vídeo)

No es la primera vez que a alguien se le ocurre la idea: usar una turbina o motor de avión para impulsar a un coche. En Rusia, un ingeniero llamado Igor Negoda lo ha intentado, aunque empleando métodos caseros y poco ortodoxos. Te traemos el resultado del invento en este vídeo.

Y como los rusos son como son, no se conformaron con usar un motor cualquiera, sino que recurrieron a una Unidad de Energía Auxiliar (APU) TS-21 de un avión de combate MIG-23 (¡nada menos!), que fue conectada en un BMW Serie 3 E30 para convertir a este coche en una bestia que escupe llamas y derrite asfalto. ¿Exagerado? Mira el vídeo y juzga por ti mismo:

Por desgracia, no tenemos el nivel suficiente de ruso como para entender las explicaciones técnicas de Negoda, aunque sí se puede deducir viendo las imágenes que el propósito original de la turbina TS-21 era arrancar el motor principal del MIG-23, el famoso avión de combate soviético que te mostramos en la siguiente imagen:

Realmente no podemos calificar a la turbina, de apenas 60 CV de potencia, como “poderosa” o “brutal”, aunque esos adjetivos sí valen para la  gran cantidad de torque que ofrece: 400 Nm en el eje de salida. También produce mucho humo, por no hablar ya del infernal ruido. El zumbido de la turbina puede convertir a un vecindario tranquilo como el que aparece en el vídeo en una base aérea militar con sólo pulsar un interruptor.

¿Y cómo se puede conseguir una turbina TS-21 en Rusia? Por increíble que parezca, Igor Negoda sólo tuvo que pedirla a través de su canal de Youtube y un amable suscriptor se la hizo llegar por correo. Cosas de rusos, supongo.

Fotos y vídeo – Youtube

 
'avión ','BMW serie 3 ','Ivan Negoda ','MIG 23 ','Rusia ','video ',