Una rentabilidad del 7,7% al año es posible aun con todo en contra, según Natixis

Criptodivisas como bitcoin, ethereum o ripple son el mayor riesgo de burbuja, según los selectores de fondos

  • Ocho de cada diez selectores auguran que los tipos subirán en 2019
natixis-rachete-la-fintech-belge-dalenys
Sede de Natixis en Francia

La alta incertidumbre geopolítica y económica y el entorno de bajas rentabilidades, alargado por el BCE de Mario Draghi por un tiempo más, no logran echar por tierra las aspiraciones de los profesionales de la inversión en cuanto a las rentabilidades que esperan dar a los clientes. En concreto, los selectores de fondos tienen un supuesto de rentabilidad (media) a largo plazo del 7,7%. Es algo más bajo que en 2018, cuando llegaba al 8,4%, pero un estudio de Natixis entre selectores de todo el mundo revela que un 82% de estos profesionales cree que sus objetivos para 2019 son “realistas” aun con ‘todo en contra’.

Esta conclusión se extrae del Global Survey of Professional Fund Buyers de Natixis Investment Managers, entre 200 selectores de fondos, entre los que se encuentran los encargados de escoger los fondos que se comercializan a través de bancos privados, aseguradoras, fondos de fondos y otras plataformas minoristas.

La encuesta revela que los riesgos más destacados para las carteras son los tipos de interés, la volatilidad y las burbujas en los mercados. Un 58% de los selectores apunta al alza de los tipos como uno de los riesgos más importantes para las carteras en 2019. Así, casi ocho de cada diez selectores auguran que los tipos subirán durante este ejercicio. Por otra parte, el 84% espera que aumente la volatilidad en las bolsas en 2019.

Además, siguen teniendo muy presentes las burbujas en los mercados. A su juicio, criptodivisas como bitcoin, ethereum o ripple son el mayor peligro de entre las burbujas posibles. El bitcoin cotiza hoy a casi 5.160 dólares por bitcoin. El 15 de diciembre de 2017 marcó su máximo histórico, a 19.650 dólares, y desde ese momento inició una racha bajista de un año, hasta los 3.183 dólares el 14 de diciembre de 2018. En esos 12 meses, perdió un 84% de su valor, aunque desde esa fecha se ha revalorizado en un 62%.

Más allá de las criptomonedas, otras burbujas que quitan el sueño a los selectores de fondos internacionales son el sector tecnológico, los bonos y los mercados inmobiliarios.

GESTIÓN ACTIVA, RIESGO Y ALTERNATIVOS

Para alcanzar el ansiado 7,7% de rendimiento medio en los próximos cursos, los selectores apuestan por una estrategia que combine gestión activa, activos de riesgo y alternativos. Según la encuesta de Natixis, el 62% de los selectores de fondos está de acuerdo en que las inversiones gestionadas de manera activa superan a las carteras pasivas en el largo plazo, y el 72% de las carteras se gestionan activamente, una tendencia que se mantendría durante los tres próximos años. Incluso, en sus gestiones pasivas, un 55% está asignando más a beta inteligente que hace tres años.

Por otro lado, la exposición total a la renta variable se sitúa en estos momentos en el nivel del 43%, un punto porcentual menos que hace un año. En este punto, la tendencia juega a favor de los emergentes y en contra de Estados Unidos: un 39% de estos profesionales planea aumentar su exposición a las acciones emergentes este año, si bien un 44% reducirá la asignación al parqué americano.

También pretenden dar más peso a las inversiones alternativas: un 19% más en infraestructuras, un 15% en deuda no cotizada y un 17% en inmobiliario, con algo más de un 70% de las asignaciones totales a estas inversiones en activos líquidos.