La banca española hace lobby por los planes de pensiones de empresa obligatorios 'a la inglesa'

"El PSOE ha defendido este sistema, pero Podemos tiene alergia a las pensiones privadas", señala un experto

  • Se denominan 'Automatic Enrolment' y han sido implantados entre 2012 y 2018
ep mitinpscbadalonapedro sanchez meritxell batet miquel icetaa pastor
Pedro Sánchez en BarcelonaDavid Zorrakino - Europa Press

Desde hace varios años, los bancos españoles y las principales gestoras de pensiones están haciendo lobby para que el gobierno reforme el sistema de pensiones de empleo, con la mira puesta en Reino Unido. El país británico ha instaurado entre 2012 y 2018 un régimen de planes de pensiones de empresa semiobligatorios y, a tenor de sus primeros resultados, “muy buenos” según los expertos, las entidades españolas vuelven a la carga.

El nuevo sistema de pensiones de empleo británico se denomina ‘Automatic Enrolment’. Las empresas tienen la obligación legal de afiliar por defecto a un plan de pensiones a sus trabajadores. En concreto, a aquellos que tienen más de 22 años y un salario por encima de las 10.000 libras anuales, esto es, en torno al 74% del total. Incluso, si el salario es inferior a 10.000 libras, el empleado puede pedir al empleador la adscripción al plan, y recibir la aportación del empresario.

Desde abril, la aportación a estos planes de empleo en Reino Unido se divide en tres partes: un 3% del salario aportado por el trabajador, un 4% por la empresa y un 1% por el Estado en forma de subsidios, hasta un total del 8%.

En este esquema, los trabajadores británicos tienen la opción de excluirse voluntariamente del plan al que su empresa le ha adscrito de forma automática si consideran que con la pensión pública y el plan de pensiones individual (u otros productos de ahorro e inversión) tienen suficiente. Sin embargo, tras haberse completado el periodo de adaptación escalonada, las cifras llegadas desde las islas demuestran que solo el 9% de los empleados ha optado por excluirse de su plan.

Esto ha supuesto un incremento en las aportaciones a los planes de pensiones de empleo de Reino Unido en torno a 20.000 millones de libras anuales adicionales, según los últimos datos recogidos por Inverco, que fueron expuestos esta semana en un encuentro con la prensa organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), titulado ‘Planes de pensiones privados, ¿por qué no despegan en España?’ y en el que también participaron otros expertos del sector.

Desde el sector financiero español se mira con admiración la iniciativa británica. Descarga financieramente al Estado, da más ‘pulmón’ a los ciudadanos de cara a su jubilación y fomenta más negocio si cabe entre las entidades financieras. Un 3x1 en el que todos salen beneficiados.

En Reino Unido, 1,2 millones de empresas dan trabajo a 28,9 millones de personas. De ellas, 9,4 millones de trabajadores han sido adscritos a un plan de pensiones; 11 millones ya eran partícipes de un plan y 8,5 millones de trabajadores no cumplían las condiciones de edad o salario.

EN EL TEJADO DE PSOE Y UNIDAS PODEMOS

Ahora este debate queda en el tejado del PSOE y, previsiblemente, de Unidas Podemos, en conversaciones para formar gobierno tras las últimas elecciones del 28A. Como recuerda Diego Valero, presidente de Novaster, una de las principales consultoras de pensiones en España, “en algún momento del tiempo el PSOE defendió este sistema, pero Podemos tiene ‘alergia’ a las pensiones privadas”. Preguntado por si ve posible que salga adelante una iniciativa similar, señala que “podría ser, y ojalá así sea, pero lo veo difícil”.

Según una fuente del mercado consultada por este medio, el sistema 'a la inglesa' "tendría todo el sentido del mundo" en España, puesto que "la situación actual de las pensiones no aguanta mucho más tiempo". Sin embargo, a priori lo ve "poco probable". No obstante, deja entrever la idea de que "a grandes males, grandes remedios", y que "las grandes reformas las suele implementar más fácilmente la izquierda, por su mayor convencimiento social y facilidad para mover a la opinión pública". A juicio de esta fuente, la mayor oposición podría estar en las pymes, por los costes extra que les supondría, pero "todo es cuestión de negociación colectiva", y "ahora hay más concienciación" sobre las pensiones que nunca.

En la actualidad, los planes de empresa españoles gestionan 34.769 millones de euros en activos, un 31% de las pensiones privadas, según Inverco. Este sistema está en su nivel más bajo desde 2014.