Santander y BBVA doblan su valor en bolsa, ¿todavía tienen potencial?

Ambos bancos están muy cerca de recuperar sus niveles previos a la pandemia

ana botín ( santander ) y carlos torres ( bbva )   portada
Ana Botín (Santander) y Carlos Torres (BBVA)

Santander y BBVA viven un momento dulce en bolsa. Los dos mayores bancos españoles han duplicado su capitalización bursátil desde los mínimos de octubre, lo que da un respiro a sus gestores e indica que las perspectivas para la banca, tan denostada por los inversores en los últimos años, han cambiado.

BBVA
5,397
  • 1,66%0,09
  • Max: 5,55
  • Min: 5,36
  • Volume: -
  • MM 200 : 3,94
17:38 17/06/21
BANCO SANTANDER
3,362
  • -0,06%0,00
  • Max: 3,48
  • Min: 3,36
  • Volume: -
  • MM 200 : 2,58
17:38 17/06/21

Aunque la pregunta que se hacen ahora los inversores minoristas es si merece la pena comprar ahora, que ya se ha producido un gran tramo alcista y las buenas previsiones ya han sido descontadas. Y la respuesta es que sí, pero con muchos matices y, sobre todo, mucha precaución.

BBVA cotizaba en octubre del año pasado por debajo de 2,50 euros y antes de la pandemia cotizaba cerca de 5 euros. Y Santander cotizaba en octubre por debajo de 1,50 euros y antes de la pandemia en niveles de 3,80 euros. Así, ambos valores han recuperado gran parte de su desplome bursátil registrado en 2020, especialmente BBVA, fortalecido por la venta de su negocio en Estados Unidos.

Bolsamanía ya publicó en el mes de noviembre que algunos bancos de inversión importantes, como JP Morgan, habían cambiado su visión sobre los bancos a positiva, sobre todo después de que Pfizer anunciara el éxito de su vacuna.

El pasado 9 de noviembre, los analistas del banco americano daban una serie de razones para comprar bancos y ganar en Bolsa en 2021. Su nefasto comportamiento bursátil hasta ese momento, junto a unas valoraciones por los suelos, eran dos de esas razones.

Pero además, señalaban que "los bancos tienen la mayor correlación con los factores macro, como los rendimientos de los bonos, los indicadores de actividad PMI y las expectativas de inflación". Y es que los bancos siguen muy ligados a las perspectivas macroeconómicas a través de la calidad de los activos y la evolución de su margen de intereses.

Y es en este contexto donde hay que explicar las recientes subidas de los bancos españoles y europeos, muy ligados al ciclo económico y a los rendimientos de los bonos, que se han disparado en las últimas semanas. Además, el Euribor está dando muestras de haber tocado suelo, tras su repunte de febrero, lo cual es otro factor a tener en cuenta para apostar por la banca.

En este escenario, sí puede quedar potencial alcista para BBVA y Santander, aunque la mayoría de las ganancias que podían haber aprovechado los inversores minoristas ya se han producido, porque el punto de entrada más atractivo se produjo en noviembre. Como referencia, el consenso otorga a Santander una valoración fundamental de 3,18 euros por acción, mientras a BBVA le asigna un precio objetivo promedio de 4,70 euros.

Ambas valoraciones se sitúan ya muy cerca de lo que el mercado considera 'fully valued'. Es decir, 'justamente valorado'. Sin embargo, no hay que olvidar que muchas valoraciones se reajustan al alza rápidamente si el precio de un valor sube más de lo esperado.

Otro análisis que deben utilizar los minoristas para plantearse entrar en BBVA y Santander es el técnico. Porque al analizar los gráficos de precio, se obtiene mucha información de cara al corto, medio y largo plazo. Además, se pueden fijar unos 'stop loss' de pérdidas si la inversión resulta equivocada o el mercado cambia de tendencia.

BBVA "es de los bancos más fuertes de nuestro país en los últimos tiempos" por análisis técnico, según destaca José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

El valor ha marcado máximos anuales por encima de 4,70 euros y "no descartamos que termine poniendo rumbo a la importante zona de resistencia que tiene en la directriz bajista de largo plazo, ahora en el entorno de los seis euros. Con el permiso claro está de las resistencias intermedias, en los 5,05 y los 5,25 euros", añade este experto.

En el caso de Santander, su gráfico es más complicado, pese a que ha conseguido cerrar el hueco bajista semanal del mes de marzo. "El problema es que ahora tiene otras resistencias a la vuelta de la esquina: la directriz bajista que pasa por la zona de los 3,10 euros; y por encima tenemos los mínimos de 2019, en los 3,16 euros", señala Rodríguez.

"Además del hueco bajista semanal de finales de febrero en los 3,6245 euros. Como puede comprobar, los títulos de la entidad cántabra presentan numerosas resistencias a la vuelta de la esquina, y sobre todo en el rango de los 3,10-3,16 euros", concluye Rodríguez.

Por tanto, los inversores minoristas deben tener en cuenta que gran parte de la subida de los dos grandes bancos españoles ya se ha realizado. Esto no impide que puedan seguir subiendo en las próximas semanas y meses, pero siempre es bueno comprobar de dónde viene un valor para invertir en él, para intentar encontrar un punto de entrada atractivo y fijar un 'stop' de pérdidas asumible.

Noticias Relacionadas
contador