Los fondos pasivos han subido el triple que la media en los últimos 20 años, según Finizens

Según el Primer Observatorio de Gestión Pasiva en España 2019, del roboadvisor español

  • Su cuota de mercado es del 2%, frente a un 19% en Europa y un 33% en Estados Unidos
fondos-o-etfs
Gestión activa vs pasiva

Cada vez son más los estudios que ponen de manifiesto las ventajas de la gestión pasiva frente a la gestión activa. Uno de los últimos en ser publicados, por el ‘roboadvisor’ Finizens, tiene además dos importantes conclusiones en lo que respecta a España: la gestión pasiva alcanza el 2% de la cuota de mercado, frente al 19% de Europa, y ha sido tres veces más rentable que la media de los fondos españoles en los últimos 20 años. Estos dos puntos le auguran un importante potencial de crecimiento.

Según el Primer Observatorio de Gestión Pasiva en España 2019, elaborado por Finizens, la cuota de mercado de la gestión pasiva en España es, aproximadamente, diez veces inferior a Europa, donde alcanza el 19%, y 15 veces menor que en Estados Unidos, en el 33%.

Otra buena noticia para los seguidores de la gestión pasiva es la enésima demostración de que, a largo plazo, es más rentable que la gestión activa. El estudio revela que si un inversor español hubiera invertido 100.000 euros en fondos en 1999, dos décadas después este dinero valdría 157.110 euros si se hubiera colocado en fondos activos y 256.730 euros si hubiera estado en fondos pasivos o indexados.

Es decir, el inversor medio español -tomando como referencia la categoría de fondos de renta variable mixta internacional que se venden en España- hubiera rentabilizado sus ahorros un 57,1% en total en el primer caso y un 156,7% en el segundo, lo que implica que la gestión pasiva ha sido prácticamente el triple de rentable que la media del mercado en los últimos 20 años. En su mejor comportamiento relativo, influyen dos factores. La reducción de costes le ha dado un extra de rentabilidad del 54,4% y la optimización de la inversión (una diversificación global y rebalanceos periódicos de la cartera), otro 45,2%.

“Gracias a una rentabilidad consistentemente superior a la gestión activa, la gestión pasiva indexada ha explosionado a nivel mundial y su crecimiento está siendo imparable”, afirma Giorgio Semenzato, consejero delegado de Finizens.

UN CRECIMIENTO ANUAL PRÓXIMO AL 16%

A nivel internacional, la gestión pasiva se ha disparado hasta los 9,8 billones de dólares, frente a los 26,2 billones de la gestión activa. Todavía hoy es dos veces y media inferior por volumen a esta última, pero lo cierto es que no ha dejado de crecer desde 2008, a razón de un 15,7% por año, si bien la gestión activa lo ha hecho a una tasa anual del 3,3%, en clara desaceleración.

Hace una década, la gestión pasiva tenía una cuota de mercado mundial del 10%. Desde entonces, casi se ha triplicado, hasta el 27%. Del total de sus activos bajo gestión, más de un 74% se encuentran domiciliados en EE.UU. El segundo mercado por tamaño, Europa, representa algo más del 14%. Los principales proveedores internacionales de ETF y fondos indexados son Vanguard, con una cuota del 40% en este segmento, y BlackRock, con un 21%. Otras gestoras de referencia con productos pasivos son State Street, Fidelity e Invesco, con cuotas del 7%, 5% y 2%, respectivamente.