Solo un 22% de los fondos activos de bolsa española ha batido al índice en la última década

Según el famoso informe anual SPIVA, de S&P Global

  • Estos resultados dan alas a la gestión pasiva: los ETF y los fondos indexados
ep ibex 20190405103814
IBEXEUROPA PRESS - Archivo

Los fondos activos de bolsa española no han hecho sus deberes como deberían. En 2018, solo un 41% de ellos superó a su índice de referencia y, durante la última década, desde 2009, únicamente un 22% lo ha batido. Tampoco a tres o cinco años los resultados son mejores, al contrario. A más largo plazo, peor lo han hecho. Lo pone de manifiesto el informe SPIVA, de S&P Global.

En esta comparación, el índice utilizado para los fondos españoles no es el Ibex 35, sino el S&P Spain BMI, al tratarse de un estudio de S&P Dow Jones Indices, una división de S&P Global. Lo mismo ocurre con el resto de categorías de fondos activos de bolsa.

Curiosamente, a pesar del mal resultado de los fondos activos de bolsa española en 2018, estos gestores no fueron los peores del mundo en el año. De hecho, fueron los segundos ‘mejores’, por detrás de los británicos que invierten en pequeñas compañías y justo por delante de los suecos.

En el ejercicio anterior, un 59,09% de los fondos activos de bolsa española lo hicieron peor que el índice. En el caso de los fondos de small caps británicas, esta cifra fue del 57,14%, mientras que en los fondos de acciones suecas se elevó al 61,74%.

Sin duda, los peores gestores activos del 2018 fueron los holandeses. El 100% de sus fondos quedó por debajo del benchmark.

ALAS A LA GESTIÓN PASIVA

Los resultados del informe SPIVA, de S&P, dan alas a la gestión pasiva: los ETF y los fondos indexados. Con unos costes entre tres y cinco veces menores que los fondos activos, de media, son capaces de dar exposición al mercado a los inversores de una forma ágil, fácil de entender y con una replicación casi total. Incluso, Fidelity y Vanguard fueron un paso más allá el verano pasado al lanzar los primeros ETF con comisión de gestión 0%.

En otros grandes parqués, la foto para los fondos activos fue igualmente desastrosa en 2018. Un 76,32% de los fondos estadounidenses rentaron menos que el S&P 500, nivel que se amplió incluso a Europa (85,65%), la zona euro (77,17%) y los mercados emergentes (76,97%).

FONDOS DE BOLSA ESPAÑOLA

Los fondos activos de acciones españolas tuvieron en 2018 una rentabilidad media ponderada del -10,91%, según SPIVA. A tres años, su rendimiento anualizado es del 0,57%; a cinco años, del 1,27%, y a una década, del 4,68%.

A medida que el plazo se alarga, su comportamiento relativo frente al índice de referencia empeora, al contrario de lo que reza la teoría financiera. No obstante, este es un fenómeno que se da en casi todos los fondos de bolsa, a tenor de los resultados de SPIVA, salvo en casos muy concretos como Francia, Italia, Reino Unido (en grandes y medianas empresas) o Suiza.

A largo plazo, los grandes baches de la bolsa deberían recuperarse y ‘suavizarse’ en la rentabilidad anualizada de los fondos y los gestores activos habrían de ser capaces de batir a su índice con mayor holgura. En España, un 68,97% de los fondos de acciones locales queda por detrás del índice a tres años; un 72,37% a cinco años y un 78,33% desde 2009. Muy pocos gestores se han ‘ganado’ la alta comisión que perciben.