Bolsamania

Volkswagen Beetle Vochol, la versión indígena mexicana

Ya dijimos hace tiempo que la producción del Volkswagen Beetle se había acabado para siempre. Sin embargo, incluso después de su “muerte”, sigue siendo uno de los modelos de coche más icónicos jamás fabricados. Los fans del “escarabajo” valoran especialmente las versiones más antiguas como este ejemplar de 1990, convertido en una obra de arte 30 años después.

Se trata del Volkswagen Beetle Vochol, una reinvención del modelo diseñada en México. Su nombre viene de la palabra “vocho”, que deriva de la lengua huichol en ese país se usa como sinónimo de la palabra “bicho” que usamos en España.

Lo mas llamativo del Beetle Vochol es sin duda su decoración: tanto el exterior como el interior están recubiertos por 2.277.000 cuentas insertadas a mano por ocho artistas de dos familias huicholes (etnia indígena originaria del oeste de México). El resultado estético es un homenaje a su cultura, un trabajo en el que se han invertido más de 9.000 horas.

Serpientes, nubes, ciervos, escorpiones, soles, chamanes, pájaros y flores de peyote constituyen la ornamentación de este Beetle en una amalgama que pretende simbolizar la unión entre humanos y dioses. Cuatro águilas de dos cabezas ofrecen protección a los pasajeros, mientras que en los guardabarros aparecen inscripciones de “100 años desde la Revolución Mexicana” y  “200 años de Independencia” en el idioma Wixarika.

Solamente existe un único ejemplar de Volkswagen Beetle Vochol. Fue presentado en un museo de la ciudad mexicana de Guadalajara para después ser exhibido en la capital del país. Más adelante viajó por todo el mundo antes de ser instalado en su definitivo hogar: el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México. Allí es donde lo podrás encontrar.

Fotos – El Universal

2 Comments