Bolsamania

Skoda 1203, ¿el regreso de un icono de la antigua Checoslovaquia?

Skoda ha estado pidiendo a sus diseñadores que estudiasen a fondo el catálogo histórico de a marca para crear versiones modernas de sus clásicos más emblemáticos. Uno de ellos, Daniel Hajek (en la imagen superior), se atrevió con el viejo Skoda 1203, todo un icono de la desaparecida Checoslovaquia. Y este es el resultado.

Se puede decir que el Skoda 1203 fue lo más parecido al VW Bus que llegaron a conducir los checoslovacos. Fue utilizado como ambulancia, coche fúnebre y furgoneta de reparto. Un vehículo muy usado y querido en el país hasta el día de la pacífica división en dos: República Checa y Eslovaquia.

¿Por qué Daniel Hajek se animó a diseñar el Skoda 1203 del siglo XXI? Él mismo lo explica:  “Fue mi primer automóvil, lo usamos en la granja de mis abuelos. A los quince años me dejaron arrancar el motor de vez en cuando y conducirlo por el campo”.

Sin embargo, Hajek no quería que su 1203 fuera solamente un ejercicio de nostalgia. “Quería que mi diseño dejara claro que este es el mismo vehículo, pero tampoco quería que resultara demasiado retro. Así que traté de diseñar un vehículo moderno y atemporal que rindiera homenaje a la leyenda”.

De hecho, Hajek  opina que un vehículo como este encajaría perfectamente en la actual gama de Skoda. Ahora que el Grupo Volkswagen está apostando fuerte por la electrificación de sus marcas, un 1203 eléctrico no sería una idea descabellada.

Sin embargo, Skoda no ha expresado de momento ninguna intención de producir algo como esto, aunque sería muy interesante ver cómo sería el resultado.

Fotos – Skoda