Bolsamania

Renault R.S 2027 Vision y la F1 del futuro

En el Salón del Automóvil de Shanghai, la marca francesa no sólo ha presentado su nuevo y futurista monoplaza, sino que también ha perfilado una serie de propuestas para mejorar la competición.

El Renault R. S. 2027 Vision es un innovador prototipo y al mismo tiempo un guiño al pasado, con su carrocería pintada de negro y amarillo (como los del RS01 de 1977, el primer coche de la marca en la F1) y su alerón trasero periférico. Pero esos guiños no pueden distraernos del carácter futurista de su diseño, con elementos tan sorprendentes como las luces LED integradas en las ruedas, la iluminación del capó y los alerones ajustables.

Se trata de un modelo híbrido, caracterizado por una impresionante relación potencia/peso (1 megavatio/ 600 kg). Sus baterías cuentan con una capacidad de energía dos veces mayor que las de los F1 modernos, muy parecidas a los acumuladores que serán utilizados en la quinta temporada de la Fórmula E. Ellas garantizan la alimentación continua de los dos motores de 250 kW, así como el uso del coche en el modo 100% poder para ahorrar combustible en algunas fases de la carrera (vuelta de formación, entrada y salida de boxes, etc).

Para mejorar la seguridad en los circuitos, el Renault R. S. 2027 Vision dispone de un sistema de conducción autónoma que se activa automáticamente en caso de accidente durante la carrera. Otro aspecto a destacar es el sistema de comunicación V2V con otros vehículos en carrera, un invento que permitiría a cada piloto conocer la posición de sus competidores en pista.

Ideas para el futuro de la F1

En Renault no sólo han pensado sólo en mejorar su propia marca, sino también la competición. Así, para atraer a más fabricantes al Gran Circo ha propuesto un programa de reducción de costes, proponiendo por ejemplo un único proveedor elegido por la FIA para los elementos estándar que no intervienen en el rendimiento del coche.

En cuanto al formato de los grandes premios, la marca francesa propone carreras más cortas (250 km en lugar de 300 km) que estarían divididas en dos partes: una larga y una segunda más corta llamada “sprint final”.

El viernes por la tarde, antes de los entrenamientos, Renault propone celebrar una “Rookie Night Race”, una espectacular carrera nocturna con los pilotos de reserva y debutantes en la F1, además de trasplantar de algún modo la idea del Fan Rank que se desarrolla actualmente en la Formula E: una clasificación elaborada por los espectadores a través de las redes sociales que recompensa al piloto que es premiado con una carga de energía extra para las últimas vueltas de la carrera.

Fotos – Renault