Bolsamania

Porsche Le Mans Living Legend


Casi todo el mundo conoce el Porsche 550 Spyder, uno de los grandes logros de diseñe e ingeniería del fabricante de Stuttgart. Sin embargo, pocos saben que esta exitosa carrocería vio la luz por primera vez, en estilo coupé, en la legendaria carrera de resistencia de Le Mans en el año 1953.

Allí nació una leyenda del mundo del motor, por eso el nombre de esta nueva versión es este: Porsche Le Mans Living Legend.

Aquel coupé de competición de 1953 pesaba solo 550 kg y contaba con una potencia de  77 CV. Durante las 24 Horas de Le Mans de ese año, fue pilotado por la dupla formada por Helmut “Helm” Glockler y Hans Herrmann.

Ahora saltemos desde la década de los 50 hasta el año 2016, cuando los diseñadores de Porsche en Weissach resucitaron el modelo 550 como fuente de inspiración para este automóvil deportivo extremo y único basado en el Porsche Boxster. Se han necesitado cuatro años para que la idea se convirtiera en una realidad. Pero más vale tarde que nunca.

El Porsche Le Mans Living Legend tiene puertas delanteras y traseras que se abren en direcciones opuestas. Se trata de un intento por reflejar su herencia de los coches de carreras clásicos, reforzada por los dorsales numerados colocados en la parte delantera y en la puerta del lado del conductor. A destacar también el tubo de repostaje, que se ubica en la parte delantera, donde se encuentra el depósito. En cambio, el motor de ocho cilindros se esconde detrás de las ventanas traseras dobles.

Según el gigante automovilístico alemán, el prototipo Le Mans Living Legend con su fabuloso diseño atemporal y sus magníficos detalles también servirá como adelanto del próximo Porsche 718 Cayman GT4. Habrá que fijarse bien.

Fotos – Porsche

One Comment