Bolsamania

Peugeot 208 T16

 Peugeot

En el mes de junio, Sebastien Loeb tomará parte, por primera vez, en la célebre carrera de la costa americana de Pikes Peak, al volante del Peugeot 208 T16. El campeón del mundo de los rallyes dice estar impresionado con las primeras vueltas realizadas.

Sebastian Loeb, que se divide este año entre el WRC y diversos campeonatos, ha tomado posesión del 208 T16, un bólido concebido por Peugeot para afrontar las 156 curvas y variaciones de altura entre 2800 y 4300 m de Pikes Peak.

“Es un cohete, ha dicho. Gracias a los turbos, nunca he conocido un vehículo que acelere tanto. En los primeros informes, una Fórmula 1 no ofrece nunca todos sus caballos, mientras que aquí, desde que metes primera: bam, bam, bam… con las cuatros ruedas motrices y el turbo, arranca enseguida”.

Menos de 2 segundos para alcanzar los 100km/h

Hay que decir que el Peugeot 208 T16 tiene con qué impresionar: un motor que ofrece 875 caballos, para una relación peso-potencia de 1, un 0 a 100 km/h en 1,8 segundos, y una velocidad máxima de 240 km/h en 7 segundos.

El vehículo de Peugeot se parece más a un F1 desde el punto de vista de la eficacia de la aceleración y del frenado que a un coche de rallye. Sin olvidarse de unas yantas más anchas, una característica que comparte con los prototipos de resistencia.

Estéticamente, el 208 T16 está a la altura de lo que se esconde debajo del capó: sus apéndices desmedidos, así como el alerón trasero y el spoiler delantero, que se parecen a una paleta para tartas. Estamos lejos del Peugeot 208 que se puede adquirir en cualquier concesionario. En definitiva, lo tiene todo par ofrecer a Peugeot un tercer éxito en Colorado, después de los de Ari Vatanen y Robby Unser en los años 1980.

Foto – Motorafondo