Bolsamania

Peugeot 208 Pure Tech 110. Nuevo coche, feeling nuevo

peugeot-208-5-door

El reestilizado Peugeot 208 ofrece con su motor de gasolina de 110 caballos un logrado compromiso entre coche de ciudad y coche para las compras. El coche de la casa francesa tiene un precio de 19.250 euros con un motor 1.2 litros gasolina.

El 208 es la estrella de ventas del fabricante francés Peugeot. Ahora sale a la calle con una nueva cara, con motores mejorados Euro6 y con cambio automático. Estas novedades no son casualidad para el jefe de marca Maxime Picat pues “el año 2015 es el año de las novedades. Salimos a dar gas”. Para que lo de dar gas sea un éxito se ofrecen motores con 68 hasta 165 caballos de potencia. El 110 caballos gasolina con un nuevo cambio automático de conversión y tecnología start stop se ofrece como el camino perfecto. Partiendo siempre de la base que se tengan ahorrados 19.250 euros. Resulta que éste francés solo se puede obtener en su variante de equipamiento más alta. El cinco puertas cuesta 750 euros adicionales, así que un total de 20.000 euros. Pero el margen de precios empieza para el Peugeot 208 con la versión de 68 caballos en 12.400 euros.

A primera vista resalta que no solo los ingenieros han trabajado en éste modelo sino que también los diseñadores. El frontal es más agresivo y más fuerte. La parrilla ha obtenido un nuevo efecto 3D. Además, ahora, gracias a sus grupos ópticos 3D-led, el coche se deja reconocer a partir de los 300 metros.

Pero los ingenieros no han conseguido dar un paso adelante en la carrocería y en la dirección. Tanto en ciudad como en caminos pedregosos el cinco puertas 208 amortigua las irregularidades sin apenas problemas. La dirección eléctrica es al principio un tanto incómoda. Se nota sintética y poco realista. Pero tras un paar de kilómetros y un terreno con curvas, la sensación de primera impresión negativa desaparece. A más tardar en la autopista durante una conducción en recta, resurge la alegría por la conducción.

El con 110 caballos equipado Peugeot 208 convence junto a sus características dinámicas con su consumo eficiente. Con 4,8 litros a los 100 kilómetros coge un velocidad máxima de 194 kilómetros por hora. La aceleración hasta los 100 por hora en 10,7 segundos y si el conductor no la exige demasiadas veces, llegará a una autonomía de hasta 1.000 kilómetros.