Bolsamania

Nissan Murano CrossCabriolet, ¿el descapotable más feo de la historia?

La historia de experimentos fallidos en la industria de la automoción está llena de curiosos ejemplos. Uno de ellos fue perpetrado po Nissan en 2010. Alguien pensó que para la segunda generación del Murano sera buena idea lanzar una versión del modelo. Una que combinara las ventajas de un pequeño SUV con el atractivo innato de los descapotables. Y así nació el Nissan Murano CrossCabriolet.

El prototipo fue presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles de ese mismo año. Nissan afirmó que era el primer crossover convertible del mercado, pero el éxito que esperaban conseguir con él no fue el esperado, sino todo lo contrario.

Y es que la idea sobre el papel era muy buena, pero cuando llegó la hora de hacerla realidad fracasó estrepitosamente. El Nissan Murano CrossConvertible se reveló como un coche mal proporcionado, demasiado alto y con una distancia entre ejes relativamente corta, puertas demasiado pesadas y un techo retráctil opaco muy poco estético. La elección de un color verde claro para las fotos promocionales tampoco ayudó mucho.

Como era de esperar, el resultado de ventas fue catastrófico. En su primer año apenas se vendieron algo más de 1.000 unidades en todo el mundo. La cifra mejoró en 2012, pero sin superar las 3.500 unidades. Al final, en 2014 el fabrivante nipón tuvo que admitir su derrota y anunció la decsión de parar la producción del Nissan Murano CrossCabriolet.

Y así es como este modelo empezó a aparecer en las listas de “coches más feos de la historia” que pululan por la red. Tal vez el adjetivo “feo” ea demasiado cruel, aunque al menos habría que incluirlo en la categoría de “experimentos fallidos”.

Ver también: Ford Edsel: historia de un gran fracaso

Fotos – Carvertical