Bolsamania

N-340: la carretera más larga de España

Antes de la llegada de las modernas autovías, la red viaria española estaba conformada por una telaraña de carreteras nacionales que durante décadas soportaron el tráfico cada vez más numeroso de coches y camiones. Pero aún más atrás en el tiempo, los antiguos romanos ya construyeron una larga calzada que recorría la costa mediterránea de la península ibérica, conectando las principales ciudades. Siguiendo el trazado de aquella vía histórica, la Via Augusta, se construyó la Carretera Nacional M-340, la más larga de España.

Desde Barcelona hasta Puerto Real, en la provincia de Cádiz, nada menos que 1.248 kilómetros de ruta.

Con el tiempo, la A-7, conocida como “Autovía el Mediterráneo“, ha ido absorbiendo el tráfico de la N-340, que ha quedado relegada al papel de carretera secundaria. Incluso ha sido mutilada en algunas secciones, ya que hay algunos tramos abandonados y otros que han sido rebautizaos e incorporados a otras carreteras.

Como se muestra en el mapa, la N-340 pasa por todas las capitales de provincia de la costa mediterránea española, a excepción de Gerona. Así, de norte a sur, esta larga serpiente de asfalto pasa por Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Málaga y Cádiz.

También en la N-340 se encuentra el tramo de carretera más peligroso de España, según un estudio de la RACE (Real Automóvil Club de España) del año 2006. Este se localizaría en la provincia de Alicante, entre los kilómetros 678 y 698. Lo cierto es que, por desgracia, hay muchos otros puntos negros en la red viaria española que podrían ostentar este dudoso honor.

Al igual que la N-340 en su día apagó el brillo de la vieja y orgullosa Via Augusta, hoy esta carretera secundaria languidece a la sombra de la A-7. Ley de vida.

Fotos – Revista Motoviajeros, Fronterasblog