Bolsamania

El Koenigsegg Regera y el vino de Burdeos

Después del sorprendente Koenigsegg Regera de color violeta que rinde tributo a Prince, llega ahora una nueva versión, que ahora pretende servir de homenaje (o promoción) al vino de Burdeos.

Como imaginarás, el color elegido para la carrocería de este nuevo Regera es el color burdeos, un granate brillante que recuerda los colores del famoso vino francés, considerado uno de los mejores del mundo. Detalles de pan de oro, como las líneas longitudinales del capó, rematan la imagen elegante y distinguida de esta versión especial.

Debajo de la pintura hay un acabado exterior de fibra de carbono negro y transparente, mientras que los calibradores de freno han sido repintados en gris, en lugar del tradicional blanco.

En el interior de la cabina la estética “vinícola” de este Koenigsegg Regera inspirado en los viñedos de Burdeos cambia radicalmente. Del vino tinto pasamos a una combinación cromática descrita por los diseñadores como “capuchino cremoso/café”, aunque también está presente el color negro de la fibra de carbono en la consola central, el volante, los paneles de las puertas y alrededor de las rejillas de ventilación.

De momento, la marca sólo tiene intención de construir 80 unidades que serán ensambladas en sus instalaciones de Ängelholm.

Tanto la “versión Prince” como esta que hoy presentamos, centrada en Burdeos y el mundo del vino, son dos ejercicios estéticos con el que el fabricante sueco está abriendo la puerta a un mundo futuro con infinitas posibilidades de personalización. Así que esperamos ver dentro de poco más y  más asombrosas versiones del Regera.

Fotos – Koenigsegg