Bolsamania

El consumo de los fabricantes es un 31% superior al real

Honda FCX Clarity with Home Energy Station IV
Pese a que resulta vox pópuli, lo cierto es que ya tenemos datos que explican analíticamente cuál es la diferencia entre el consumo que declaran los fabricantes sobre un vehículo y cuál es realmente el que dicho vehículo tiene. Así se recoge en un estudio elaborado por el Instituto del Transporte y Medio Ambiente, el cual engloba a varias asociaciones medioambientales y donde se denuncia que el consumo de los vehículos es hasta un 31% superior al declarado por los fabricantes a la hora de la homologación.

Lo más remarcable del estudio es que recoge datos de la desviación producida en otros años y la diferencia es abismal: en el año 2001 la diferencia entre lo real y lo declarado era de apenas el 7%. Asimismo, el informe recoge cuáles son las marcas que “más mienten” en los consumos: Mercedes-Benz.

El estudio defiende a los fabricantes por algunas nuevas funciones de los vehículos destinadas a reducir el consumo de combustible. Éste es el caso, por ejemplo, de la denominada función Start & Stop, la cual es más eficiente en los ciclos de homologación en los que el vehículo está en estático más tiempo que en situaciones reales. Asimismo, durante estos ciclos, dispositivos que consumen energía como los climatizadores o dispositivos multiemdia están apagados, algo que no suele suceder cuando el vehículo se usa a diario.

El caso de Mercedes-Benz es el más gravoso pues su consumo es hasta un 38% superior a lo declarado. Le siguen otros fabricantes como BMW, Ford, el grupo General Motors y el grupo Volkswagen como los que más se desvían entre lo real y lo declarado.

Fuente: El Economista