Bolsamania

Los concesionarios y talleres podrán pasar la ITV

revision itv
Mucho llevamos divagando últimamente en KMPH acerca del tema de las ITV… tras las quejas de las empresas del sector, se llegó a la conclusión de que los concesionarios podrían hacer la ITV, por no ser un organismo independiente (algo, en cierto modo, ilógico visto lo que han hecho algunas empresas de ITV en España). Después llegó la noticia de que varios centros de El Corte Inglés habían llegado a un acuerdo con empresas del sector para pasar a ofrecer los servicios de ITV dentro de sus instalaciones, algo que probablemente terminó por dinamitar el mercado.

Apenas dos semanas después de esto último, el Ministerio de Industria inició los trámites para modificar el Real Decreto que regula el sistema de ITV para así, eliminar las actuales incompatibilidades que hay para que talleres y concesionarios puedan realizar este tipo de inspecciones. José Manuel Prieto, Jefe del Área de Homologación y Reglamentación de Vehículos del Ministerio, declaraba lo siguiente: “Durante la previsible modificación de este Real Decreto se escuchará a todas las partes en los correspondientes trámites de audiencia y se verá la opinión del sector, pero la idea ahora mismo es entender que con esta medida se podría incrementar la competencia sin perder la integridad y la capacidad técnica de nuestras estaciones“.

Esta reforma del Real Decreto se produciría el próximo mes de julio y sólo tendría efecto a nivel estatal. Dicho de otro modo, el Gobierno sólo va a allanar el camino para que concesionarios y talleres puedan pasar la ITV legalmente, pero la decisión final dependerá de cada Comunidad Autónoma, que será la encargada de decidir cómo aplicar la nueva normativa. Hay mucho trabajo por delante y no parece que, en ningún caso, haya algún concesionario o taller capaz de realizar la ITV antes de final de 2013. Todavía queda muchos aspectos que decidir, tales como quien va a estar acreditado para pasar la ITV, adquisición de maquinaria específicia…

No obstante, no deja de ser una buena noticia este servicio de liberación, puesto que no parece que vaya a empeorar la seguridad vial. Por el mismo hecho de estar bajo lupa, ni concesionarios ni talleres “regalarán” la ITV y esto podría repercutir en el consumidor final con una bajada de precios que ayudaría notablemente al maltrecho bolsillo del consumidor español.

Fuente: El Economista