Bolsamania

BMW M3 y BMW M4. Dos gemelos exclusivos

ps_garage_2014_bmw_m3_m4_4_0

El resultado de la colaboración de un expiloto de formula 1, un diseñador valiente y un fabricante de automóviles premium resulta en un hermoso deportivo. Un coche que hará buena figura tanto sobre la pista de carreras como al dar una vuelta un sábado noche. Una respuesta parcialmente acertada si se tiene en cuenta que BMW sigue con el M3 berlina y el M4 cupé un camino trazado por cuatro generaciones M3 anteriores. Dos coches que encarnan la potencia bestial en un marco harmónico.

Para que el conductor de uno de éstos coches no se adormezca al volante se injecta dentro del vehículo el sonido del seis cilindros por medio de los altavoces. El V8 cuatro litros del modelo predecesor ha sido sustituido por un 3.0 litros con dos cargadores turbo. Se ha logrado un mínimo aumento de potencia desde los 420 caballos hasta los 431 caballos. No obstante es en el paar donde resultan las mejores destacables, se ha logrado un aumento de un 40 por ciento con los 550 Nm actuales. La tracción es trasera.

Según se necesite al conducir se puede deactivar el DSC completamente. Pero para aquél que no ande buscando hacer drifts y demás locuras con el coche es suficiente la conducción en el modo M. Un modo que permitirá al conductor cierta libertad en los virajes.

El cierre del diferencial del eje trasero garantizará un conducción rápida y segura de las curvas. El sistema de agarre adicional junto al diferencial montado permitirá en combinación con la nueva dirección electromecánica un giro de volante ágil y una aceleración con potencia.

bmw-m3-vs-bmw-m4_jpg-image-5Junto a la dirección y el DSC se puede configurar la carrocería opcional M adaptativa en tres escalas diferentes: comfort y eficiente así como sport o sport plus. Estas escalas significan el amortiguamiento de los baches y las irregularidades en carreteras en caso del confort o la máxima sensación conductiva en caso de sport.

Aquellos que opten por el cambio doble de siete marchas se podrán alegrar en un tipo de cambio regular y sin pérdidas de potencia típicas de los turbo. En 4,1 segundos se acelera de los cero a los cien por hora hasta una velocidad máxima de los 250 km/h. Opcional y en combinación con el M Drives Packages se puede elevar ésta velocidad hasta los 280 km/h.

La oferta de espacio interior en ambos coches esta dada y es mayor que en sus predecesores. El cinco plazas M3 con sus 4,67 metros de largo ofrece 480 litros de maletero, el cupé M4 llega hasta los 445 litros. El consumo de combustible es en ambos coches de 8,3 litros a los cien kilómetros. Un nivel de emisión de CO2 de 194 gramos por kilometro.

La realidad es que las diferencias entre ambos coches son marginales, cosa que ya se denota en el precio. El M3 con cambio manual de seis marchas cuesta desde los 71.500 euros y el M4 apenas 700 euros más. En caso de optar por un cambio doble de siete marchas habrá que poner respectivamente 75.400 o 76.100 euros encima de la mesa.

Desde fuera de no ser que el M3 tiene dos puertas adicionales no se notan diferencias. Aquello ojos expertos podrán ver en una luna delantera del M4 más baja que resulta en una diferencia de altura de cinco centímetros o en una anchura mayor del M4 de dos centímetros las únicas grandes diferencias entre ambos coches. La realidad es que apenas hay diferencias entre ambos coches tampoco en peso o cosas dinámica de conducción.

El M3 con sus 1.595 kilogramos tiene únicamente 23 kilogramos adicionales pero como dice el expiloto de formula 1 Timo Glock: “aquí no hay diferencia de emociones alguna”.

Tags:, ,