Bolsamania

BMW iX Flow: cambia el color de coche con el poder de la mente

Sí, el título pare de ciencia ficción. Pero es real. Por increíble que parezca la tecnología lo ha logrado: cambiar el color de coche con el poder de la mente es posible. La prueba, el BMW iX Flow. Este curioso vehículo ha sido presentado en el CES 2022 de Las Vegas y no ha dejado a nadie indiferente.

El milagro ha sido posible gracias a la colaboración entre el fabricante alemán y la start-up bávara Brainboost. La clave está en la neurotecnología, la conexión entre el cerebro humano y el coche.

¿Cómo funciona? La explicación técnica es compleja, pero allá va la versión reducida para legos como el que firma este artículo: en la carrocería del BMW iX Flow se ha instalado una película que contiene millones de cápsulas cromáticas. Estas reciben los estímulos de las señales eléctricas del electroencefalógrafo. Los pigmentos blancos tienen una carga negativa; los negros, positiva. El estado de ánimo de la persona conectada es el que dicta el color.

“Los patrones reaccionan a la actividad cerebral, pero una vez que el cerebro está en reposo, cambian menos y todo se vuelve más zen”, explica Philipp Heiler, director general de Brainboost. La pintura del coche adopta diferentes tonalidades en función de la actividad cerebral.

Se suelen ver cosas asombrosas en el CES de Las Vegas, pero lo del este BMW iX Flow es una de las más sorprendentes de las últimas ediciones. Casi magia.

Según Heiler, es mucho lo que la neurotecnología puede aportar a nuestra vida cotidiana y en concreto al mundo de la movilidad. Y parece que el Grupo BMW ha apostado por ello de forma decidida.

Fotos – BMW