Bolsamania

Audi S8, un atleta de alto nivel

 Audi

El S8 dispone del Audi Space Frame (o ASF) es decir que el chasis está compuesto totalmente en aluminio. Por consiguiente, a pesar de su tamaño y de su larga lista de equipamientos de lujo, el S8 no pesa más que 1975 kg. El chasis, por sí mismo, pesa tan sólo 231 kg, lo que supone 100 kg de menos que un chasis igual fabricado en acero.

Los detalles estilísticos incluyen una calandra “single-frame” en gris platino, con ocho doble barras revestidas de cromo. Audi también utiliza faros LED con doble cristal, y una lámina inferior en aluminio para dar un aspecto al parachoques delantero más afinado, mientras que las tomas de aire laterales añaden al parachoques un magnífico toque de estilo argumentado para una elección de 13 colores de carrocería, entre los que destaca el gris Daytona y el Silver Prism, único para el modelo S.

En la parte trasera, el S8 dispone de un difusor con acabado de doble capa de aluminio, compuesto por dos pilotos traseros LED finamente estirados y dos dobles salidas de humos cromadas.

Un interior exclusivo

Como bien podríamos suponer de esta berlina faro de Audi, el S8 se vende con un ajustamiento impecable y un acabado muy lujoso, embellecido por un toque de deportividad para una sensación y una conducción más específicas. Tomemos como ejemplo los asientos fabricados exclusivamente para el modelo S8, que están fabricados en cuero de alta gama, y dotados de formas deportivas y regulables en varios sentidos. Las costuras, el ambiente grisáceo y las inserciones del cuadro de mandos en fibra de carbono Atlas intervienen para un contraste acentuado.

El volante exclusivo multifunciones del S8 posee una forma deportiva en la que encontramos el logo de la gama deportiva, y está recubierto de cuero, los marcos de las puertas están iluminados con el logo S8 y las paletas del volante son finas, fabricadas en aluminio.

Foto – Motorafondo