Un ex Bankia trae de la City su firma de análisis de pequeñas cotizadas españolas

Al frente de Researchfy está Miguel Ángel García-Ramos

  • Su proyecto es similar al de Lighthouse, nacido hace un año de la mano de BME y el IEAF
ep fotosrecursoibex 35 20190515180707
Principales índices del IbexEduardo Parra - Europa Press - Archivo

Un ex Bankia ha traído a España la firma de análisis de bolsa que dirige en la City: Researchfy. Al frente está Miguel Ángel García-Ramos, CFA. Su objetivo es “democratizar el análisis” y “dar a conocer la bolsa española a nivel europeo”, sobre todo a las pequeñas cotizadas. Llegan a un mercado al que el proyecto Lighthouse, esponsorizado por BME, ya ha dado un primer empujón.

Researchfy nació en 2017, en pleno corazón del mayor centro financiero europeo, la City de Londres, y al calor de la entrada en vigor de MiFID II en Europa. Su fundador fue Jorge González Sadornil, un ex analista de bolsa en entidades de primera fila como Banco Sabadell, donde trabajó casi nueve años, o Ibersecurities. Más tarde se unió García-Ramos como director de Análisis, quien durante 13 años fue gestor de fondos de acciones en Bankia. El primero cedió el testigo de la gestión de la firma al segundo.

En estos casi tres años de andadura londinense, Researchfy ha publicado más de 2.200 informes de compañías procedentes de 32 países distintos, aunque las británicas son mayoría. En su primera etapa, han combinado los análisis propios con los de terceros, de casas como Hardman & Co, Edison o GEM Research. Pero ahora entra en una fase nueva, caracterizada por el análisis propio y centrado en las pequeñas compañías del parqué español.

CUBRIR LOS ‘VALORES HUÉRFANOS’ CON MIFID II

En mayo de 2018, BME y el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF) pusieron en marcha el proyecto conjunto Lighthouse, dirigido por el ex BBVA Alfredo Echeverría y destinado a cubrir las empresas más pequeñas e ilíquidas de la bolsa española. Con la llegada de MiFID II, se separaron los pagos por análisis de valores y por ejecución de los mismos, para garantizar de esta forma la mayor calidad de cada uno de estos servicios. Pero esta medida europea tuvo un efecto colateral: en promedio, más de un 40% de los valores cotizados no tienen ningún seguimiento por el sell side, según diversos estudios. “Y en España, el problema es mayor”, con un ratio de no cobertura superior al 50%, recordaban en aquel momento sus promotores.

miguelgarciaramos
Miguel Ángel García-Ramos, director de Análisis de ResearchfyResearchfy

En su primer año, Lighthouse ha emitido informes sobre Lingotes Especiales, Nicolás Correa, Biosearch, Amper y Borges-BAIN. Esta tipología de compañías son las que también analizará Researchfy, del MaB y del Mercado Continuo. Su debut será con una biotecnológica del MaB en los próximos días.

SIN RECOMENDACIÓN DE COMPRA O VENTA NI PRECIO OBJETIVO

Researchfy cobrará a la compañía que quiera ser analizada una tarifa plana anual en la que entran servicios como el research de lanzamiento, análisis de resultados y hechos relevantes e, incluso, relación con inversores para intentar vender el ‘equity story’. Al igual que Lighthouse, no emitirá recomendación de compra o venta ni tampoco precio objetivo sobre la empresa. Sus informes serán publicados en español e inglés y serán distribuidos por toda Europa. Estarán alojados en su propia plataforma y también serán canalizados a través de otras plataformas o distribuidos directamente a inversores.

“Somos independientes y tenemos un fin último: dar a conocer la bolsa española a nivel europeo. Queremos democratizar el análisis y que no sea accesible solamente para los grandes fondos de inversión”, asegura. Proyectos como Lighthouse o Researchfy benefician a las cotizadas y a los inversores. Pero si hay un colectivo empresarial que puede volver a brillar son las compañías del MaB, prácticamente olvidadas desde el caso Gowex. “El MaB no es un mercado objetivo de los grandes bancos o brókers. Ya había valores huérfanos antes de MiFID II”, recuerda este profesional.

García-Ramos va un paso más allá. Aspira a “que la información sea relevante no solo para los inversores de bolsa y propietarios de acciones, sino para toda la comunidad financiera y todos los actores relevantes”.