Paramés suma 17 meses de pérdidas, su segunda peor racha, y pierde 7 millones en el año

Su peor etapa tuvo lugar entre 2007 y 2009, pero pide "paciencia" a sus inversores

  • Cobas se rinde a las inversiones verdes y sostenibles y las integrará en sus fondos
ep francisco garia parames 20190429112426
Francisco Garía Paramés, fundador y responsable de CobasDEUSTO - Archivo

Francisco García Paramés pide “paciencia” a sus inversores en los fondos internacionales. El gurú español del value investing encadena 17 meses de pérdidas, su segunda peor racha tras la experimentada entre julio de 2007 y marzo de 2009, cuando sumó 20 meses en rojo en Bestinver. En el año, su gestora Cobas sufre reembolsos netos por valor de 7 millones de euros, aunque se congratula de que estas salidas son mucho menores que las del sector, donde los fondos de renta variable pierden más de 3.000 millones, según Inverco.

El más conocido como el Warren Buffett español recuerda en su última carta trimestral a inversores que los mercados están viviendo un momento anómalo –“las acciones de compañías de valor nunca han estado tan infravaloradas respecto a las de crecimiento como lo están ahora”-, pero asegura que sus carteras tienen un gran potencial de revalorización y que, para aprovecharse de ello, “es necesario un ejercicio imprescindible de paciencia”.

Cobas ha llegado a este punto crítico dos años y medio después de su nacimiento con un comportamiento “especialmente negativo” en los últimos meses. La justificación de Paramés es que tiene una cartera internacional concentrada, donde apenas ocho valores (Teekay, Babcock, Dixons, Golar, CIR, Porsche, Renault y Aryzta, su gran quebradero de cabeza) representan el 45% de los fondos.

El fondo Cobas Internacional pierde un -23,7% desde su inicio; el Cobas Selección retrocede un -18,5% también desde origen, mientras que el Cobas Grandes Compañías cae un -24,5%, según su página web.

No obstante, lanza un mensaje tranquilizador a sus clientes: “Tenemos una cartera realmente fuera de lo común, con bastante mayor calidad que la que teníamos en el año 2000 y también que la de 2009”. Sus razones son siete: el ROCE medio de sus compañías es del 25%, “no son trampas de valor que no crecen”, tienen caja neta o poca deuda, solo el 25% de la cartera está expuesta al ciclo económico (las automovilísticas y el transporte de crudo) y su valoración es “extraordinaria”, con un PER de entre seis y siete veces frente a un mercado que cotiza a 15 veces, entre otras razones.

Así, le da un potencial de revalorización del 138% a su cartera internacional y del 117% a su cartera de grandes compañías, frente a un potencial del 90% en su cartera ibérica.

En la actualidad, Cobas gestiona 1.887 millones de casi 30.000 inversores. “Volvemos al año 2000, pero afrontando la situación con una mejor cartera que hace 20 años”, esgrime el gurú, que tiene preparado un revulsivo en cuanto a su filosofía de gestión: empezará a hacer inversiones verdes y sostenibles.

COBAS SE RINDE A LA ISR

En Cobas, “siempre nos hemos involucrado activamente con las empresas en las que invertimos”, aunque, reconoce Paramés en su carta, “cada vez más, además de los temas habituales de gobierno corporativo (G), nuestras discusiones incluirán temas sociales (S) y medioambientales (A)”.

La gestora del Warren Buffett español se ha comprometido con proveedores de información externos para “resaltar las inquietudes específicas” en materia de ASG. “Nuestro equipo de analistas supervisará y documentará estas inquietudes a la hora de elaborar los modelos de las compañías”, explica Cobas. Los factores ASG “proporcionan oportunidades y señalan riesgos, siendo por lo tanto una consideración importante al evaluar las oportunidades de inversión”.