Los gestores de small caps se lanzan a por los bonos privados y las socimis

Algunos expertos prefieren los bonos de los bancos a sus acciones y las socimis a las promotoras

  • Primera jornada del Foro MedCap 2019, organizado en el Palacio de la Bolsa
hipoteca vivienda prestamo inmobiliario portada
Inmobiliario cotizadoPixabay

Los gestores de fondos que invierten en pequeñas y medianas capitalizadas todo o parte de su cartera están poniendo su foco en los bonos de las empresas más pequeñas y en las socimis. Así se ha puesto de manifiesto en la primera jornada del Foro MedCap 2019, organizado en el Palacio de la Bolsa.

Las pequeñas cotizadas son un tipo de activo poco seguido por los analistas. Por eso, quien entra en ellas con un buen ejercicio de selección previo suele obtener un alto rendimiento a medio y largo plazo. Y “si ya el nicho de las mid caps es importante” para encontrar valor añadido en un entorno de tipos al 0%, “el nicho de renta fija de las mid caps es mucho más importante aún”, afirma Alfonso Benito, director de Gestión de Dunas Capital.

El gestor de Dunas pone como ejemplo el buen rendimiento relativo de algunos bonos corporativos frente a la acción de una misma compañía. Los bonos subordinados de Liberbank o los CoCos AT1 de Santander dan entre un 20% y un 30% más de rentabilidad anualizada que las acciones de estos dos bancos españoles. Otras opciones de inversión son los bonos del MARF. Los fondos de Dunas tienen en cartera emisiones de Eysa o Sidecu, con cupones anualizados del 6,83% y del 6,10%, respectivamente. Este tipo de deuda “es idónea para inversores patrimonialistas, aquellos que no estén enfocados en ganar el último euro”, según Benito.

MEJOR SOCIMIS QUE PROMOTORAS

Dentro de los parqués, otro nicho que están explotando desde hace varios años los gestores es el del inmobiliario, en especial el subsector de las socimi. “Tiene mucha visibilidad de resultados a futuro”, prevé David Cabeza, gestor de Renta 4. En sus fondos, tienen socimis como Inmobiliaria Colonial o Merlin Properties. De la primera alaba la calidad de sus activos en zonas prime de París, Madrid o Barcelona, con crecimiento de rentas. De la segunda, más enfocada al segmento retail y la logística, destaca su “gran potencial de revalorización”.

“El real estate en zonas prime, y más con oficinas, aguanta mejor los ciclos” y, en concreto, “con el Brexit, los fundamentales de ciudades como París son muy buenos”, considera Francisco López Posadas, director de Inversiones de LIFT Investment Advisors.

Sin embargo, por ahora las promotoras quedan aparcadas. “Tienen potencial, pero no han tenido un buen punto de partida”, justifica Cabeza. Han aumentado los plazos de ejecución, hay inflación de costes de producción y “sus planes estratégicos fueron muy optimistas en número de viviendas y márgenes”, factores que han desincentivado su inversión a gran escala por parte de los gestores. No obstante, “si siguen cayendo, entraremos en alguna”, adelanta el gestor de Renta 4.

Una tendencia que está revolucionando el sector del ladrillo es el comercio electrónico y el famoso ‘efecto Amazon’. “No nos gustan las inmobiliarias que tienen concentradas sus carteras en los centros comerciales de las afueras. En Estados Unidos, los centros comerciales están cerrando. El futuro son los centros logísticos, ligados al incremento del comercio online”, indica Benito.