Publicidad

Reducciones en la declaración de la renta

Habitualmente las confundimos con las deducciones cuando realmente no son lo mismo. Hablamos de las reducciones de IRPF, que tienen a la tributación conjunta y la inversión en planes de previsión social sus mayores exponentes. Te las descubrimos y te contamos cómo te ayudarán a pagar menos impuestos.

Si quieres ahorrar en la declaración de la renta primero tienes que saber qué elementos te ayudarán a pagar menos impuestos y después planificar en consecuencia. Entre los elementos para que la factura de IRPF no se dispare hay dos claves, las deducciones y las reducciones.
Es muy habitual confundir ambos términos, pero existen diferencias entre ellos que merece la pena conocer para no confundirse .

Como esto claro, vamos a repasar las reducciones que se pueden practicar en la base imponible de la renta 2014 y en la renta 2015.

Reducciones a la base imponible de la renta

Reducción por declaración conjunta

Hacer la declaración conjunta tiene premio, por lo menos en lo que a la reducciones de IRPF se refiere. La reducción a aplicar dependerá de las modalidades familiares a las que se acoja cada contribuyente. Éstas son a las que puedes optar:

Unidad familiar integrada por ambos cónyuges

Es lo más habitual y se trata de familias donde las dos personas no separadas legalmente y los hijos menores que hubiese y convivan con ellos, así como los mayores de edad incapacitados. En este caso la reducción asciende a 3.400 euros anuales, que será lo que se reste a los ingresos de la familia a efectos fiscales.

Unidad familiar monoparental

La unidad familiar monoparental será la formada por el padre o la madre y los hijos en caso de separación legal o cuando no exista matrimonio. En este caso, la cuantía de reducción será de 2.150 euros.

Sin embargo, existen requisitos adicionales, de forma que no se aplicará la reducción cuando el contribuyente conviva con el padre o la madre de alguno de los hijos que forman parte de su unidad familiar.

Mínimo personal y familiar para 2015

Otra cuestión es que sólo por estas reducciones compense hacer la declaración conjunta. Si no lo tienes claro, aquí te explicamos cuando hacer la declaración conjunta y cuándo individual.

Reducción por aportaciones a sistemas de previsión social

Básicamente estamos hablando de planes de pensiones y PIAs, aunque la lista completa es la siguiente:

  • Planes de pensiones –Más información sobre su fiscalidad
  • Mutualidades de previsión social
  • Planes de previsión asegurados –Más sobre su fiscalidad
  • Planes de previsión social empresarial
  • Primas satisfechas a seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o gran dependencia
  • Seguros colectivos de dependencia

En cualquier caso, el conjunto de las aportaciones no podrá superar los 10.000 euros para los menores de 50 años ni los 12.500 euros para los mayores en la renta 2014. Desde el 1 de enero de 2015 se establece un nuevo límite de 8.000 euros independientemente de la edad del partícipe.

En cualquier caso, la reducción no podrá superar el 30% de la base imponible para los menores de 30 años y del 50% para los mayores.

Además, los seguros colectivos de dependencia relacionados con las pensiones contarán con un límite propio e independiente de 5.000 euros.

Las aportaciones a favor del cónyuge también darán lugar a reducción siempre y cuando los ingresos de este no superen los 8,000 euros anuales. La cuantía a reducir no podrá exceder de los 2.000 euros en la renta 2014 y los 2.500 en la renta 2015 y siguientes.

Aportaciones a personas con discapacidad

Las aportaciones a los sistemas de previsión social de personas con una discapacidad física o sensorial del 65% o más o psíquica del 33% o más o las incapacitadas judicialmente también se podrán reducir.

Podrán reducir las personas que realicen aportaciones con un grado de parentesco de hasta tercer grado con los siguientes límites:

  • 24.250 euros anuales para las aportaciones realizadas por los partícipes discapacitados.
  • 10.000 euros anuales para las aportaciones realizadas por cada una de las personas con las que el partícipe con discapacidad tenga relación de parentesco, por el cónyuge o por los que le tuvieren a su cargo en régimen de tutela o acogimiento.
  • 24.250 euros anuales, computando tanto las aportaciones realizadas por la persona con discapacidad.

Como ocurría con los planes de pensiones, el exceso no reducido se podrá trasladar a los siguientes cinco ejercicios.

Descarga el Manual de la renta 2014

Aportaciones a patrimonios protegidos de discapacitados

Esta reducción funciona prácticamente igual que la anterior y bajo los mismos requisitos sobre la discapacidad del beneficiario. En este caso se podrán hacer tanto aportaciones dinerarias como en especie y sólo podrán reducir las aportaciones de parientes en línea directa o colateral hasta tercer grado.
El límite de las aportaciones será de 10.000 euros por aportante no pudiendo el conjunto de las reducciones a un mismo patrimonio superar los 24.0250 euros en su conjunto.

Por cuotas y aportaciones a partidos políticos

Tu filiación política también puede permitirte pagar menos impuestos. Las cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos, coaliciones o agrupaciones de electores podrán reducirse de la base imponible general del IRPF hasta un máximo de 600 euros al año.

Por aportaciones a mutualidades de deportistas profesionales

Si has realizado aportaciones a la mutualidad de previsión social a prima fija de deportistas profesionales también pueden reducirse en el IRPF. Las aportaciones no podrán superar los 24.250 euros anuales.

Reducción por maternidad

La ayuda de 1.200 euros a madres trabajadoras con hijos menores de tres años a su cargo es en realidad una reducción en el IRPF. Y es que esos 1.200 euros se minorarán de la base del IRPF si el contribuyente no ha optado por recibirlos anticipadamente.

Pensiones compensatorias

Si estás divorciado y tienes que pasar una pensión compensatoria a tu antiguo cónyuge, podrás minorar ese dinero de tu base imponible de IRPF siempre que exista una sentencia en firme que te obligue a realizar el pago. Sin el dictamen de un juez no podrás ahorrar en la renta por estas aportaciones.

Aquí puedes ampliar información sobre cómo tributan las pensiones compensatorias y de alimentos en el IRPF.

Y ahora que ya conoces las reducciones de IRPF, pulsa aquí para saber cuáles son las deducciones en la declaración de la renta 2014.

Imagen superior – VanHart en Shutterstock

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...