Impuestos Indirectos: qué son y cuáles hay

Pagamos impuestos a diario, la mayoría de veces sin ni siquiera reparar en ellos. El IVA es quizás el mejor ejemplo, aunque no es único. Los impuestos indirectos, que gravan generalmente el consumo, tiene buena parte de la culpa.

En este artículo veremos en qué consisten los impuestos indirectos, cómo funcionan y cuáles son los más importantes.

Definición de impuestos indirectos

Existen diferentes tipos de impuestos y formas de clasificarlos según su naturaleza, aunque la más común es distinguir entre impuestos directos e indirectos. La división obedece al hecho imponible que gravan, es decir, la acción o posesión sobre el que se aplican.

Los impuestos indirectos se aplican sobre una manifestación indirecta de la capacidad económica y gravan la producción, el tráfico o el consumo.

La principal características de los impuestos indirectos es que, al contrario que los directos, no dependen de las características personales del contribuyente, sino del producto en sí. Es decir, no repercuten directamente sobre la renta del contribuyente, sino sobre sobre el consumo que realice.

impuestos indirectos

En este sentido, los impuestos indirectos gravarán principalmente el consumo, de forma que los pagaremos al comprar un bien o usar un servicio, por ejemplo. Esto es lo que ocurre con el IVA, el impuesto indirecto por excelencia, aunque no el único. Y es que existen varios tipos de impuestos indirectos, como veremos más adelante.

Diferencias entre impuestos indirectos y directos

La mejor forma de asimilar el concepto de impuesto indirecto es por su contraposición con los impuestos directos.

Los tributos no directos gravan el uso que hagas de tu dinero, como por ejemplo las compras que realizas. Cada vez que compras algo pagas un IVA, sin importar tus rentas o tu patrimonio.

Por el contrario los impuestos directos se aplican sobre una manifestación directa o inmediata de la capacidad económica como la posesión de un patrimonio o la obtención de una renta. Por eso el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio son el mejor ejemplo. Son tributos que gravan el dinero que ingresas, no el uso que haces de él.

Por qué existen los impuestos indirectos

Más allá de que el IVA es una de las principales fuentes de financiación del Estado y que otros tributos indirectos sirven para aumentar la recaudación de los ayuntamientos, desde la Agencia Tributaria explican el por qué de la existencia de estos impuestos.

En este sentido, justifica su creación por la consideración de que el consumo de estos bienes sobre los que se aplica el impuesto genera una serie de costes sociales, algo cierto en casos como los impuestos sobre el tabaco o el alcohol, pero no tanto con el IVA general.

Los Impuestos indirectos en España

Quizás la mejor forma de entender en qué consisten este tipo de tributos es a través de los principales impuestos directos en España. Lo primero que debes saber es que existen varios tipos de impuestos indirectos según lo que gravan. Estos son los más importantes:

IVA

El IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido es el impuesto indirecto más conocido y quizás el que mejor expone en qué consisten este tipo de tributos.  El IVA grava los actos de consumo y está financiado por el consumidor final, ya que sobre él recae el pago del impuesto. Se trata de un impuesto regresivo, ya que no se cobra a todos los ciudadanos por igual.

El funcionamiento del IVA es relativamente sencillo: cada una de las empresas de la cadena de producción de un artículo o la concesión de un servicio añade el IVA por su participación y es el consumidor final quien debe hacer frente al valor agregado. Las empresas después podrán reembolsarse el IVA soportado, que se puede definir como el que  paga por los servicios que necesita para desarrollar su actividad. Está regulado por el la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, y Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre.

En España conviven actualmente tres tipos de IVA, el general, situado en el 21%, el reducido, en el 10% y el superreducido, limitado a los bienes de primera necesidad y que es del 4%.

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

Su nombre completo es el de Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Este impuesto grava la circulación de bienes y derechos por un lado, y el gasto del dinero o la renta que tengamos por otro. Está regulado por el Real Decreto 1/1993, de 24 de septiembre y Real Decreto 828/1995, de 29 de mayo.

iva-impuesto-sobre-transmisiones-y-otros-impuestos-indirectos

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales se aplica, entre otras cosas, a la compra venta de bienes de segunda mano donde no es posible aplicar el IVA. Cuando compras un coche usado o una vivienda de segunda mano, pagarás este impuesto y no el IVA. Este tributo está cedido a las comunidades autónomas y aquí te explicamos cómo funciona.

Impuestos especiales

El listado es amplio, pero en términos generales se trata de impuestos que recaen sobre determinados bienes como son el alcohol y bebidas alcohólicas, hidrocarburos, electricidad, tabaco o la matriculación de medios de transporte. Este tipo de impuesto están regulados por la Ley 38/1992, de 28 de diciembre y el Real Decreto 1165/1995, de 7 de julio.

Dentro de estos impuestos figuran, ente otros los impuestos sobre hidrocarburos que están detrás del 50% del precio de la gasolina si sumamos también el IVA o los impuestos sobre el tabaco o el alcohol y las bebidas alcohólicas.

En esta categoría también entraría el impuesto de matriculación, que grava la primera matriculación de cualquier vehículo en el país y se paga en función de lo que contamine el vehículo. De forma resumida, cuanto más CO2 emita el coche más impuestos tendrás que pagar por matricularlo.

Otros impuestos indirectos

Al margen de estos impuestos de carácter estatal, también hay otros menos importantes o generales que conviene conocer.

  • Renta de Aduanas. Es un impuesto que se paga en las aduanas por importar y exportar mercancías.
  • Impuesto sobre Actividades Económicas o IAE que se paga para poder ejercer una actividad económica, es decir, por tener una empresa.
  • Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que tiene carácter local y depende de los ayuntamientos.
  • Impuesto General Indirecto Canario, que es como el IVA, pero aplicado en el ámbito de las Islas Canarias.
  • Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías en las Islas Canarias
  • Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación.

También te puede interesar:

Imagen – Adrian Korte en Flickr y  oneinchpunch en Shutterstock

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...