Publicidad

Como pedir cita para hacer la renta sin perderte

Si tienes dudas a la hora de enfrentarte al IRPF, puedes pedir cita para la renta con Hacienda y un técnico de la AEAT te ayudará a confeccionar tu declaración. Descubre cómo bacerlo.

Hacer la declaración de la renta no suele ser plato de buen gusto. Los temas fiscales y la jerga que se utiliza en la Ley de IRPF y los manuales de la Agencia Tributaria no siempre son fáciles de entender y por eso la mayoría de contribuyentes necesita ayuda para confeccionar su declaración de la renta. Desde hace años la propia AEAT es la encargada de proporcionar este auxilio a través de diferentes medios, tanto presenciales como a distancia e incluso ahora también interactivos.

La forma más tradicional es la solicitar una cita previa con la Agencia Tributaria para que nos ayude a confeccionar la declaración. Se trata de la única fórmula donde la atención es personalizada y donde la asistencia se produce de forma presencial.

Básicamente consiste en acudir a las oficinas de la AEAT para que un empleado nos ayude a confeccionar nuestra declaración de la renta con los datos fiscales que Hacienda posee y los que nosotros podamos aportar. En cierto sentido es como si un experto rellenase el Programa Padre con nuestro consentimiento y con nosotros delante para poder preguntarle y también para responder a sus preguntas.

Canales para pedir hora con Hacienda

Se puede solicitar cita para la confeccionar la declaración de la renta de diferentes formas, tanto por teléfono como a través de internet. La opción telefónica pasa por llamar al servicio telefónico de cita previa para la renta en el 901 22 33 44 de lunes a viernes de 9 a 20 horas o en su defecto, el servicio automático 24 horas en el 901 12 12 24.

A través de Internet se puede hacer en el portal de la Agencia Tributaria o en la nueva Sede Electrónica, tanto con certificado como sin certificado digital. En caso de contar con el certificado, sólo habrá que introducir el NIF y si no se dispone del mismo además habrá que aportar el primer apellido y el número de referencia de la carta del borrador de la renta si lo que deseamos en nuestra cita de la renta es modificar el borrador o confirmarlo.

¿Puedes pedir cita para hacer la renta?

Aunque no te hayas parado a pensarlo, lo cierto es que no todo el mundo puede acceder al servicio de cita previa para hacer el IRPF. La Agencia Tributaria limita este beneficio a los contribuyentes que no disponen de recursos para poder hacer la declaración con ayuda de otro modo, aunque por fortuna para ti, la AEAT mete a casi todos los contribuyentes en el mismo saco.

De forma resumida, si ganas menos de 65.000 euros por tu trabajo, no tienes más de dos pisos alquilados o no has obtenido más de 15.000 euros por tus inversiones, podrás acceder a la cita con Hacienda.

Aquí puedes consultar todos los requisitos para la cita para hacer la renta.

Cuando pedir cita

La respuesta es fácil: cuanto antes mejor. Las plazas para recibir la ayuda de la Agencia Trinutaria son limitadas y suelen acabarse pronto, por lo que si puedes solicitar cita el primer día del plazo hábil, mejor que el segundo. Además, así te aseugurarás tener plaza cuando a ti te convenga.

En cualquiera de los casos, el plazo oficial para pedir cita con Hacienda empieza en abril y finaliza el 29 de junio, aunque las plazas para ‘pasar consulta’ con los técnicos de la AEAT suelen agotarse mucho antes y por eso conviene darse prisa en solicitar la nuestra.

Cómo prepararse para la cita

Una vez cerrada la fecha y hora de la cita para hacer la renta conviene prepararse antes de acudir a la delegación de Hacienda correspondiente. En primer lugar, hay que reunir todos los datos fiscales de los que dispongamos, desde los referidos al salario  y la nómina hasta las cuentas corrientes, inversiones, hipoteca… Y es que no se puede confiar únicamente en los datos que reúna la propia Agencia Tributaria, pues pueden estar incompletos (algo habitual) o ser incorrectos. Una buena medida en este sentido puede ser solicitar el borrador y los datos fiscales antes de pedir cita. De esta forma sabremos a ciencia cierta la información que está en poder de Hacienda y si debemos aportar algún extra que no aparezca, como por ejemplo las ayudas al alquiler o algo tan importante como un cambio en nuestra situación personal como por ejemplo el nacimiento de un hijo.

solicitar cita para el IRPF con Hacienda

Del mismo modo, conviene repasar cuál sería el resultado de la declaración a través del borrador o del Programa Padre, de forma que nos hagamos una idea aproximada de cómo quedará confeccionado el documento. Además, esta es la mejor forma de dar con los apartados en los que puedan surgir dudas. Y si no, siempre puedes consultar nuestra sección de Dudas, donde responderemos encantado a tus preguntas.

A partir de ahí, ya sólo resta acudir a la cita y esperar al resultado definitivo de la renta. Es importante que salgas de la reunión con las ideas claras y sin dudas sobre cómo se han aplicado los descuentos y deducciones o que se han incluido todos a los que tienes derecho. No debes perder de vista que en caso de que haya un error será culpa tuya y no de Hacienda. Por eso mismo el técnico siempre va a preguntarte varias veces si estás conforme y si quieres que proceda o no a aplicar una u otra deducción.

En este sentido, al final es tu responsabilidad que la renta esté bien rellenada, por más ayuda que recibas, algo que se aplica a todos los papeles que firmes con la Agencia Tributaria. Es como si tu asesor comete un error en tu declaración de IRPF; la culpa será tuya, que eres quien firmaste, aunque en este caso luego puedes pedir responsabilidades legales al asesor, algo que con Hacienda es más complicado aunque ya hay sentencias que respaldan este procedimiento.

Por último, el hecho de que pidas ayuda para hacer el IRPF y acudas a la cita con Hacienda no te obliga a presentarlo. Del mismo modo que por solicitar el borrador no tienes por qué hacer el IRPF sino estás obligado, con la cita con Hacienda pasa lo mismo. Puedes pedir cita sin estar obligado a declarar, que te ayuden a confeccionar tu IRPF y en función del resultado final decidir si te compensa o no te compensa hacerlo.

Dicho de otra forma, si el resultado te sale a devolver y que Hacienda te pague harías el IRPF y en caso contrario agradecerías al técnico su tiempo y trabajo pero te irías sin hacer la renta porque no te compensa.

También te puede interesar:

 

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...