Bolsamania

Vuelve el Ferrari Uovo, 20 años después

Probablemente sea el Ferrari más extraño jamás construido. Ahora, el mítico Uovo (huevo) regresa en el marco de la exposición automovilística Rétromobile de París.

El Ferrari Uovo (cuyo nombre oficial fue Ferrari 166MM/212 Export) fue diseñado por Carrozzeria Fontana a petición del gran piloto italiano de los años 50, Giannino Marzotto. En su momento, allá por 1951, este singular modelo del que solo se fabricó una única unidad, supuso una revolución en el mundo de los deportivos, puesto que por primera vez el afán de lograr una mejor aerodinámica se ponía por delante de la estética.

Fue un curioso intento, aunque el objetivo sólo se consiguió a medias. Pero era un primer paso. El material principal de la carrocería original del Uovo era una primitiva aleación de aluminio compuesta de cobre, magnesio y manganeso. El diseño fue hecho a medida, utilizando el chasis de un Ferrari 166 MM y un motor V12 6.2 litros.

Como se suele decir, la belleza está en el ojo del que mira. Aunque muchos se burlaron del extravagante diseño del Ferrari 166MM/212 Export, los mismos que le pusieron el apodo de “uovo”, para Marzotto era un vehículo hermoso. Por eso no tuvo inconveniente en ponerse al volante del mismo en la icónica prueba de las Mille Miglia del año 1951. Eso sí, tuvo que retirarse a causa de una serie de problemas mecánicos. La venganza llegó poco después cuando se alzó con la victoria en la Copa de la Toscana.

El propietario actual del mítico Ferrari Uovo lo ha tenido guardado como un tesoro en su garaje desde el año 1986. Ahora, después de 20 años “desaparecido”, ha accedido a mostrarlo en el evento Rétromobile de París y ponerlo a subasta a través de la casa Sotheby’s este verano.

Fotos – Classic Driver