Bolsamania

Trucos para arañar unos céntimos a las gasolineras

Woman-pumping-gas-again

Gota a gota se llena un depósito y céntimo a céntimo se llena una cuenta corriente. ¿Que trucos podemos hacer para que nuestra cuenta corriente no se vaya por el depósito de nuestro coche?. Veamos 5 que funcionan.

Llenar el tanque por la mañana temprano. La temperatura ambiente y del suelo es más baja.
Al estar más fría la tierra, la densidad de la gasolina y del gasóleo es más pequeña. Al contrario pasa durante el día, que la temperatura del suelo sube, y los carburantes tienden a expandirse.
Por esto último, si usted llena el tanque al medio día, por la tarde o al anochecer, el litro de combustible no será un litro exactamente.

Cuando llenes el tanque, no apriete la manilla de la manga al máximo. Según la presión que se ejerza sobre la manilla, la velocidad de la manga puede ser lenta, media o alta. Elija siempre el modo más lento y ahorrará más dinero.
Al surtir más lentamente, se crea menos vapor, y la mayor parte del vertido se convierte en un lleno eficaz. Todas las mangas surtidoras devuelven el vapor a al tanque.
Si llenan el depósito apretando la manilla al máximo un cierto porcentaje del precioso líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor al depósito de la estación. Con lo cual, consiguen menos combustible por el mismo dinero.

Llenar el tanque antes de que este baje de la mitad. Cuanto más combustible haya en el tanque, menos aire hay en el mismo. El carburante se evapora más rápidamente de lo que usted piensa.

No llenar el tanque cuando se están rellenando los tanques de la gasolinera ni inmediatamente después.
Si llega usted a la estación del servicio y ve un camión cisterna que está llenando los tanques subterráneos de la misma, o los acaba de llenar, evite, si puede, echar en dicha estación en ese momento. Al llenar los tanques, se remueve el combustible restante en los mismos y los sedimentos del fondo. Así que corre el riesgo de repostar combustible sucio.

Gira la boquilla de la bomba al acabar de echar gasolina para “escurrir” bien la manguera, puedes conseguir más de 100 ml de carburante que si directamente cuelgas la manguera