Un automóvil es uno de los productos que más valor pierde tras su salida de la “tienda oficial”, concesionario de automóviles en este caso. Esta depreciación en el