En Dunlop han combinado los últimos avances tecnológicos con grandes dosis de imaginación para diseñar un prototipo que ellos mismos han bautizado como “el coche de carreras del