Bolsamania

Dunlop presenta el coche de carreras del futuro

En Dunlop han combinado los últimos avances tecnológicos con grandes dosis de imaginación para diseñar un prototipo que ellos mismos han bautizado como “el coche de carreras del futuro”. El invento ha sido presentado al concurso Future Race Car Challenge y lleva la firma de Sergio Rinland, un reconocido diseñador con experiencia en la F1 y Le Mans.

Como ves, las imágenes del Dunlop Future Race Car son dignas de una película de ciencia ficción. Sí, la estética es rompedora, pero aún más impresionante es lo que no se ve: el motor, los aspectos aerodinámicos y el equipamiento tecnológico.

Aerodinámica y motores individuales para cada rueda

Impulsado por cuatro motores eléctricos de tamaño reducido (tan pequeños que van colocados sobre cada una de las cuatro ruedas) capaces de funcionar de manera independiente, este modelo ofrecería la posibilidad de distribuir la potencia según las necesidades de la carrera, un arma muy efectiva para los pilotos a la hora de tomar las curvas, por ejemplo.

Tal vez el hidrógeno no sea tan competitivo como la gasolina, pero el futuro de la automoción apunta en esa dirección. Así que un coche de carreras del futuro que se precie, como es el caso del que presenta Dunlop, debe funcionar casi de forma obligatoria con combustibles ecológicos. En este caso la solución es un generador de electricidad por pilas de hidrógeno y una pequeña batería de ion-Litio.

En cuanto a la aerodinámica, cabe destacar su carrocería adaptable, es decir, que la línea del coche cambia según las necesidades de cada momento de la competición, reduciendo la resistencia en rectas y aumentándola en curvas para aumentar la fuerza hacia el suelo. Todo ello con un nuevo material más resistente y ligero. Imagina el espectáculo de ver rodar sobre la pista a un coche cambia de forma.

El piloto, el factor humano de la carrera, contará con una visión de 360° gracias a unas cámaras. Nada de retrovisores que aumentan innecesariamente la resistencia al aire.

Y claro, si es Dunlop la que se encarga del diseño, no podíamos esperar otra cosa que la última y más avanzada tecnología en los neumáticos, compuestos por el mismo material que el resto de la carrocería, sumamente adaptables a cualquier tipo de superficie y situación metereológica.

¿Veremos dentro de pocos años coches como este en las competiciones de motor?

Fotos – Racecar Engineering