Bolsamania

Pietro Fittipaldi, el nuevo niño de oro de la Fórmula 1

pietro

La Fórmula 1 es uno de los deportes más competitivos y en los que más trabajo cuesta llegar a la cima. Trabajo, dinero y un poco de fortuna. De momento, Pietro Fittiapldi cuenta con los dos últimos aspectos a su favor. El brasileño, de 15 años, es nieto del mítico Emerson Fittipaldi y ha sido abanderado por el multimillonario Carlos Slim. El magnate mexicano tiene claro que el joven piloto puede ser un filón de aquí a unos años.  “Los campeones no se hacen en un año sino con mucho trabajo y tiempo. El objetivo es desarrollar a Pietro, que es un talento que cumple con todos los requisitos“, ha aseverado José Formoso, presidente de Embratel (una de las grandes empresas del mexicano).

Con esta presentación huelga decir que Pietro ya tiene un cuarto del camino recorrido. Y lo que hemos podido ver sobre el asfalto invita a pensar que el resto lo puede caminar él mismo. No en vano, el nieto del gran campeón ha sido el primer latinoamericano que gana un título Nascar, al proclamarse campeón del Limited Late Model. Latino a medias, eso sí, ya que nació y se crió en Estados Unidos aunque según él, considera a Brasil su verdadera patria. Digamos que esta romántica versión seduce mucho más en el mercado, así que será difícil saber si es cierta o es una estrategia más de marketing. Sea como fuere, el futuro se presenta exitoso para este afortunado piloto. “Estoy emocionado por competir en el Reino Unido, debutaré en monoplazas y tengo mucho que aprender, pero seguro que podemos ser competitivos. Es una gran oportunidad y también un desafío difícil. Sé que con determinación y dedicación llegaré, si Dios quiere, a estar en la F-1 algún día“, ha declarado, emocionado, el propio Pietro.

Y es que el americano (pero de sentimientos brasileños) competirá con el Mark Godwin Racing Team en el Reino Unido, en dos pruebas: la Fórmula Renault 2.0 UK y la BRDC F-4. Ambas competiciones pueden servir para observar el verdadero potencial de Pietro, que tiene en sus manos la posibilidad de volver a encumbrar el apellido de Fittipaldi. No digo que estas cosas me sorprendan ni me pillen de nuevas, pero parece que es cierto: siempre habrá estrellas y estrellados. Miles de pilotos que quizás tienen el mismo nivel de Pietro nunca podrán tener una oportunidad de semejantes dimensiones. Triunfar en el ‘Gran Circo’ no es sencillo.