Bolsamania

La polémica de los coches con “matrículas nazis” en Alemania

Foto

Casi 70 años después de la derrota de los nazis en Alemania la sensibilidad acerca de esta clase de temas sigue a flor de piel. La última prueba: la cruzada del gobierno para erradicar cualquier cosa, por mínima que sea, que pudiera interpretarse como apología de esta ideología política prohibida en el país: como las matrículas nazis de los coches.

Se podría entender e incluso aplaudir este afán del gobierno germano. Sin embargo, cuando analizamos la cuestión en profundidad nos damos cuenta de que han ido demasiado lejos y ven fantasmas donde no los hay. Y es que lo que se busca no es, por ejemplo, multar a un tipo que lleve la pegatina de una esvástica en el capó, sino de eliminar cualquier combinación de letras que pueda identificarse como un símbolo o mensaje nazi.

Letras y números prohibidos

Rescatando una curiosa ley del año 2000, el ejecutivo alemán pretende eliminar las iniciales AH (las mismas del nombre de Adolf Hitler) y HH (por el saludo Heil Hitler), así como las de SS o SA. Tampoco estarían permitidas las letras KZ (iniciales en alemán de “campo de concentración”), NS (las siglas del nacionalsocialismo) y HJ (por Hitler Jugend, las juventudes hitlerianas).

El problema está en Hamburgo, donde toda la vida los coches han lucido la doble H en la matrícula, iniciales que designan el nombre oficial de la ciudad, Hansestadt Hamburg. Parece que los vecinos de la ciudad más grande del norte de Alemania no están conformes con estas medidas, y no por motivos políticos, sino por tradición.

No solo las iniciales están vigiladas, también algunas combinaciones de números. Y es que en el submundo nazi también se veneran algunos números como el 18 (los números correspondientes a las letras iniciales del nombre y apellido de Hitler, A y H), el 88 (la repetición de la octava letra del abecedario, HH=Heil Hitler).

A este paso, matricular un coche en Alemania va a resultar una tarea complicada. ¿Qué opinas de estas medidas contra las “matrículas nazis”? ¿Acertadas o exageradas?