Bolsamania

La nueva clase S – el coche noble de Mercedes –

b09779ae4af0a3295227b840c1fb03ca

La nueva clase S de Mercedes está a punto de salir a la venta. Pero no se trata esta vez únicamente de una variante de modelo sino que será toda una familia al completo.

Mercedes quiere convertir la clase S en una auténtica familia de modelos. Junto con la versión turismo que se podrá obtener en verano, saldrán al mercado también seis variantes de este coche. Entre ellos verán la luz modelos como una clase S cupé que hasta el momento se venía denominando CL, una versión cabrio para 2014 y aparte modelos con distancia entre ejes mayor y menor.

El cupé será mucho más deportivo que el modelo actual. Como sustituto de la marca Maybach saldrán al mercado con más tiempo dos versiones largas de la clase S. Bajo el capó motores gasolina e híbridos de mucha potencia. Para la seguridad: una amplia gama de asistentes de carácter inteligente. Un milagro tecnológico.

No hay una fecha oficial pero la salida al mercado de la clase S es inminente. Prueba de ello son los parcos camuflajes con los que este coche realiza ya sus pruebas por las carreteras de Europa.

8d5633674cfba128f2a22daae88dc470La clase S es la enseña de Mercedes aunque en la foto, el camuflaje, no deja entrever el diseño del vehículo. Pero destacan ciertas novedades. Este coche – serie 222 – lleva una caja pasarruedas no tan amplia como sus predecesores. En vez de ello parece tener un lateral de superficie mayor. Los grupos ópticos delanteros van en forma teniendo ciertos parecidos con la clase E.

Una clase S con 6,50 metros.

De momento se conoce que la nueva gama alta clase S saldrá al mercado en cuatro versiones de tamaño. Junto con modelos de distancia mas o menos larga entre ejes saldrá al mercado para mercados como el chino dos versiones de tamaño superior. La versión más larga medirá 6,50 metros y deberá sustituir al en 2012 desaparecido Maybach. Esta clase S – XXL – contará entonces con dos filas de asientos traseros. Pero no estarán dispuestos clásicamente sino una fila enfrente de la otra. De esta manera negociaciones y parlamentaciones durante el viaje no serán problema.

Una variante más pequeña sin fila adicional de asientos ofrecerá más espacio para las piernas y será competidor del Rolls Royce Ghost y otros.

Técnicamente de lo mejor.

Con dinero, el coche irá equipado con guindas tecnológicas. Entre otros se ofrece un sistema llamado Magic Ride Control. Una cámara frontal analiza la pista en la que se encuentra el vehículo y en consecuencia adaptará en tiempo real la carrocería a las condiciones de esta pista. De esta manera la adaptación manual de la carrocería a las condiciones del estado de la carretera ya no será necesaria.

Otra guinda tecnológica son los grupos ópticos. Mercedes apuesta en la nueva clase S por las luces LED de serie en todos sus modelos. Una 91d0402507d0e9730ec04f27fdc7e12a opción de unos luminiscentes LED llamados “Matrix” reducen la potencia de alumbrado con tráfico en contra o aumentan de potencia alumbrando los laterales de la carretera con viandantes o venado. También los luminiscentes traseros se ven regulados y adaptados automáticamente a la visibilidad correspondiente. Gracias al escaso consumo energético se ahorrarán según indica Mercedes 2,1 g de CO2/km.

El regulador de distancia Distronic Plus, es un elemento de seguridad que no solo mantendrá a la clase S a una distancia prudencial del vehículo delantero sino que también la mantendrá en la mitad del carril. En caso de detectar un obstáculo avisa de manera acústica e óptica al conductor y en caso de emergencia inicia la frenada automáticamente. En un principio el sistema no solo adecua al vehículo a la velocidad del coche que va por delante – en caso de un atasco regula el ritmo de marcha al tipo Stop and Go – sino que además tiene capacidad de efectuar adelantamientos de manera independiente. Esto último sin embargo puede que no sea de aplicación al menos en Alemania pues en ese país la normativa prohibe una conducción autónoma.

Motores.

En este apartado parece ser que puede haber novedades destacables y no imprescindiblemente para las fechas más próximas de comercialización en junio o julio de 2013. Más bien en fechas del año 2016 cuando la clase S se vea sometida a un restyling. Parece ser que Mercedes quiere dejar de montar los actuales motores V6 en la gama alta de los vehículos. Pretenden ser sustituidos por agregados menos pretenciosos.

Vistas las actuales tendencias de reducción – Downsizing – sería factible que se montara un cuatro cilindros potente con turbo o carga de compresor. Resulta que los 231 caballos obtenidos en el “básico” V6 actual del S300 ya provienen de un cuatro cilindros. Pero hasta esa fecha se mantendrán los motores habituales V6 y V8. En el modelo estrella S65 AMG un motor biturbo V12 presta 680 caballos.

Para acabar, también se planea ampliar la oferta de híbridos de la clase S. A la salida de mercado se sustituirá el motor eléctrico de 20 caballos del S400 Hybrid por un abanico de varias potencias: con 41 caballos, 61 caballos o 109 caballos. Sobre si estos se verán montados junto a un motor de explosión determinado o si el comprador podrá también elegir entre varias alternativas de motores de explosión aún no se conocen detalles.

 

Fuente Auto.de