Bolsamania

Hülkenberg: “Si los coches pierden cuatro segundos, estaríamos en la dirección equivocada”

Casi todos los integrantes de la parrilla de la Fórmula Uno están deseosos de que comience el nuevo Mundial, sobre todo para saber cómo se adaptan a los cambios mecánicos y a las modificaciones en el sistema de competición. Una de las mayores preocupaciones de los pilotos es que el rendimiento de los bólidos sea vea mermado y estos sean más lento que en años anteriores. Nico Hülkenberg, piloto que correrá en Force India, habló sobre esta temida posibilidad: “Sería dar un paso en la dirección equivocada. La F1 debe seguir siendo lo máximo. Si perdemos cuatro segundos, entonces los coches de GP2 estarían muy cerca de los F1, y la diferencia entre ellos ya no sería demasiado clara“.

650_1000_hulkenberg

El equipo indio realizó una muy buena temporada el año pasado, ya que terminó en la sexta posición del Mundial de Constructores. De todas formas, el alemán prefiere ser cauto al respecto de las posibilidades de la escudería: “Force India no tiene simulador. Estamos en un periodo de esperar y ver”. El teutón también aborda otro de los aspectos que han despertado más polémica, la estética de los nuevos coches. “Obviamente, el estrecho alerón delantero y el característico morro se ven un poco extraños, no queda muy bonito“, señala. La imagen del coche quedará relegada a un segundo plano si el espectáculo que se ve en la pista es bueno, eso es seguro.

Por último, Hülkenberg vaticina mayor emoción en el próximo campeonato: “Está más abierto que en otros añosLos grandes equipos con sus grandes presupuestos tienen ventaja a la hora de evolucionar rápido el coche. Pero las nuevas reglas también dan una oportunidad a equipos más pequeños para hacer algo mejor que el resto, solo hay que recordar 2009 y BrawnGP. Por otro lado, también te puede salir mal, así que podría suceder lo contrario”. Veremos lo que sucede en su equipo, Force India, uno de los ejemplos de cómo subir escalones en el competitivo mundo de la Fórmula Uno de forma progresiva y sin pérdidas ni grandes dispendios. Es un modelo para muchos el equipo indio, ya que no podemos olvidar que otras escuderías como Caterham no pueden hacerse cargo del sueldo de sus pilotos (el propio Kobayashi confirmó este supuesto). La crisis económica que en general ha afectado a todo el mundo del deporte también se hace notar en la Fórmula Uno. Esperemos que los pequeños puedan seguir presentes, por el bien de la sana competición.