Bolsamania

El Mini Cooper SE eléctrico debuta en el mundo del rallye

La historia de MINI en los rallyes se remonta a los años 60. Aquella época dorada queda ya muy lejana, pero la marca sigue dispuesta a seguir formando parte de este mundillo, es sí, adaptándose a los nuevos tiempos. Así, la compañía británica ha escrito un nuevo capítulo en su historia con el Mini Cooper SE totalmente eléctrico en el Rally de Rumanía 2020.

Fue apenas una simple prueba, pero el tiempo empleado en recorrer el tramo de 5 kilómetros fue más que aceptable: 3 minutos y 8 segundos.

Producido entre la división local de BMW y Vitesco Technologies, el Mini Cooper SE eléctrico conserva el tren motriz, la suspensión, los frenos y los neumáticos estándar del Cooper SE. Lo único que se echa en falta (como es lógico) son los asientos delanteros y traseros, sustituidos por una jaula anti-vuelco y un par de asientos de cubo con arneses de carreras. Estos cambios reducen aproximadamente 150 kg el peso total del automóvil.

Tras la disputa del rally, el responsable de comunicación de BMW Rumania, Alexandru Seremet, se deshizo en elogios hacia el nuevo modelo eléctrico: “Ha sido una experiencia muy valiosa para nosotros. Hemos aprendido mucho sobre la competición, la recuperación de energía y la gestión térmica, y también sobre los próximos pasos en el desarrollo del proyecto”.

Con un precio a la venta que oscila entre 31.000 y 34.000 euros dependiendo del país, el Cooper SE, ya conocido como MINI Electric, ofrece una autonomía al volante de 177 kilómetros. El tiempo de recarga es bastante reducido. Según MINI, gracias a su cargador rápido de 50 kW la batería se puede recargar al 80 % en apenas 36 minutos.

El motor eléctrico del EV desarrolla una potencia de 181 CV que le permite pasar de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos, llegando a alcanzar una velocidad máxima de 150 km / h.

Fotos – MINI