Bolsamania

El fin de la era de la gasolina ¿Cuánto petróleo queda en el mundo?

Al ser una fuente de energía no renovable, todo el mundo sabe bien que el petróleo se acabará algún día. ¿Ha llegado ese día? ¿Se está acabando el petróleo? ¿Cuánto petróleo queda en el mundo? La crisis energética que parece llamar a nuestras puertas puede cambiar el mundo. Y también el mundo del motor.

En 1953, un geólogo estadounidense llamado M. K. Hubbert predijo que la tasa de producción de petróleo alcanzaría un pico entre las décadas de 1960 y 1970 y luego disminuiría año tras año. Es el famoso peak oil, también llamado “pico de Hubbert”.

Esas predicciones apocalípticas demostraron ser fallidas. Se descubrieron nuevos y enormes yacimientos al tiempo que se perfeccionaban las técnicas de extracción y refinado. La escasez de petróleo solo se dio en determinados momentos, casi siempre por decisiones políticas de los países productores. Cada vez que ha sucedido esto lo hemos notado en el incremento del precio del combustible a la hora de repostar.

Las reservas actuales

Contestar a la pregunta de “cuánto petróleo queda en el mundo” no es fácil. Según diversos estudios, actualmente quedan en el planeta entre 600.000 millones y 800.000 millones de barriles de crudo por extraer. Eso quiere decir que, de continuar el ritmo actual de consumo, estas reservas se agotarían hacia el año 2043.

Pero esta fecha podría ser en realidad más cercana, pues cada vez resulta más caro y complejo el proceso de extracción. Es probable que en algunos yacimientos éste deje de ser rentable. La alternativa es que se disparen los precios para asegurar esa rentabilidad.

Hay que decir también que la fecha límite dependerá también del hallazgo de nuevos yacimientos y del aumento del consumo mundial con la industrialización de los países emergentes.

Las alternativas

En este blog hemos hablado muchas veces del coche eléctrico y de los vehículos impulsados por energías limpias y renovables. Cada vez lo hacemos con más frecuencia, pues ese parece ser el camino a seguir.

Sin embargo, existe el riesgo de que no lleguemos a tiempo. La tecnología se ha desarrollado de forma espectacular, pero de momento insuficiente. El planeta (no sólo el mundo del motor) no está preparado aún para dar el salto. La dependencia de los hidrocarburos es total.

De modo que la única salida viable es seguir investigando e invirtiendo en energías alternativas y gestionar con prudencia las reservas de petróleo que tenemos. No sabemos cuánto petróleo queda en el mundo, pero hay que administrarlo con cabeza.

Fotos – Bild