Bolsamania

Los concesionarios prevén 13.000 despidos si las ventas no aumentan

concesionario coches
El último año en término de ventas ha pasado factura; si bien Citroën ya anunciaba a principios de año que cerraría el 20% de su red comercial en España, ahora es la patronal de concesionarios quien asegura que los concesionarios podrían perder 13.000 puestos de trabajo (aproximadamente, el 10% de la actual plantilla) en caso de que las ventas no remonten. Así lo ha comunicado la Federación de Concesionarios (Faconauto), al mismo tiempo que solicitaba al Gobierno que se retractase de la subida del IRPF con el fin de incentivar el consumo que, recordamos, abril de 2013 fue el primer mes de subida en las ventas de vehículos tras siete meses de caídas consecutivas.

Analizando la situación en perspectiva, desde el comienzo de la crisis económica, los concesionarios han perdido un 27,6% de puestos de trabajo. En cifras, se ha pasado de tener 180.212 empleados a 130.409 empleados cuando cerró el año 2012, es decir, 50.000 empleados menos. A esta caída se le podría sumar un 10% más que se reduciría este año en caso de que las ventas no acompañen.

No sabemos si se trata de una mera amenaza con el fin de obtener ayudas fiscales por parte del Gobierno, pero lo cierto es que desde el sector apuntan a que este año no se llegará a las 700.000 unidades vendidas aunque sí que prevén un crecimiento en las ventas para el año 2014, de un 9,5% aproximadamente. Así pues, si desde la propia patronal no creen en la recuperación, parece descabellado pensar que las ventas van a aumentar y con ello salvar los 13.000 puestos de trabajo. De hecho, el presidente de FACONAUTO, Jaume Roura, declaraba que “Todas las marcas tienen que ajustar sus redes a la realidad del mercado; no cabemos todos.

Lo que sí parece claro es la realidad que estamos viviendo en muchas ciudades; cuando antes había 2 ó 3 concesionarios de la misma marca en una ciudad, ahora apenas hay uno. Movimiento natural y lógico si tenemos en cuenta la acusada caída de las ventas. Pese a ello, destruir el 10% de empleo en un año, donde además el Gobierno ha puesto de su parte con la creación del Plan PIVE 2 parece una cifra demasiada elevada, teniendo en cuenta que se alcanzaría un nivel de ventas similar al del pasado año 2012.