Bolsamania

Citroen prepara un revolucionario sistema de suspensión para 2017

Citroën abandona definitivamente la suspensión hidroneumática clásica, patentada en 1954 y mejorada a lo largo del tiempo, para implementar en sus nuevos modelos una nueva tecnología en la que va a centrar todos sus esfuerzos y recursos: la suspensión hidroneumática inteligente.

A principios de verano, el fabricante francés anunciaba este cambio de era poniendo punto final a un sistema de suspensión que contaba con tantos partidarios como adversarios. Ahora anuncia que el nuevo sistema estará ya en los nuevos modelos de la marca en 2017.

Reducir costes y mejorar el rendimiento

Esta nueva suspensión inteligente estaría controlada por una centralita que gestiona una serie de parámetros en ruta (inclinación de la carrocería, cambios de velocidad, frenada, giros de volante, etc) adaptando la nivelación de los ejes y la respuesta de la suspensión casi al segundo.

¿Este sistema representa realmente una mejora? Según Linda Jackson, CEO de la empresa: “El confort es un valor esencial para nuestra marca, por eso hemos creado una tecnología más moderna y adecuada para potenciar los beneficios de la suspensión hidroneumática clásica”. Sin embargo, el motivo real sería la necesidad de reducir costes en un mercado en el que los clientes ya no valoran como antes la famosa suspensión “marca de la casa” Citroën.

La idea es encontrar otro sistema que pueda hacer el mismo trabajo por menos dinero, y no solo en la suspensión, sino en otros dispositivos. Habrá que dejarse de sentimentalismos. Esto es justo lo que marca el mercado: hay que adaptarse o morir.

Fotos – Citroën