Bolsamania

Camatte, el coche para niños de Toyota

2013-Toyota-Camatte-57s-Concept-front-three-quarters-view-2

“Los niños de hoy son los conductores de mañana”. La sentencia es inapelable y en ella se ha basado Toyota para presentar en sociedad el Camatte, un modelo de coche para niños equipado con un motor eléctrico, capaz de circular a 40 kilómetros por hora y con espacio para dos pasajeros en la parte trasera, donde pueden viajar los padres, controlando por cierto los frenos desde atrás.

Lo de Toyota es, no nos engañemos, una inversión de futuro. Se trata de inculcar en los más jóvenes el gusto y la pasión por los coches, contando así con un ejército de potenciales compradores en los próximos años. Así lo reconoce Kenji Tsuji, creador del Toyota Camatte: “Queremos que vean el lado divertido de los coches, porque lo tienen. Que conozcan el mundo del motor y se ilusionen, y ya veremos los resultados que da”.

¿Un coche o un juguete?

Para hacerlo más lúdico y atractivo para los pequeños, el Camatte cuenta con una carrocería desmontable, una especia de puzzle disponible en varios colores. La duda está en saber dónde clasificar este prototipo: en la categoría de automóviles o de juguetes. Una pista: el invento fue presentado en el Salón del Juguete de Tokio de 2012, así que…

El Toyota Camatte, que de momento no pasa de ser un prototipo, debe superar aun los tests de seguridad para que el fabricante japonés se plantee su comercialización, introduciéndolo en el mercado con la categoría de microcar (kei cars los llaman allí),con sus reducidas dimensiones de 2,70 metros de largo y 1,30 metros de ancho. 

Pero aun hay un obstáculo mayor: el legal. Si lo que se pretende es crear un vehículo pilotado por niños, por más que haya la “supervisión” de un adulto desde los asientos traseros, mucho nos tememos que el proyecto va a fracasar en cualquier parte del mundo. Si se trata de publicidad y promoción, eso ya es otra cosa.

Fotos – Turbo