Amundi: la bolsa de EEUU es una apuesta segura aunque prospere el 'impeachment' a Trump

La gestora cree que el juicio político solo tiene un 15% de probabilidad de salir adelante

ep 19 - washington dc eua el president donald trump
El presidente de EEUU, Donald TrumpChristy Bowe

El juicio político que han iniciado los demócratas contra Donald Trump tiene pocas posibilidades de prosperar, aunque es una opción que, según los expertos, no hay que descartar del todo. Todo apunta a que los efectos de este proceso sobre la economía de EEUU serán limitados, y por eso desde Amundi aconsejan la renta variable americana. Los expertos de la gestora ven la bolsa estadounidense como una apuesta segura, incluso aunque triunfe el 'impeachment'.

¿Por qué? Muy sencillo, porque creen que el 'impeachment' no tendrá "impacto directo significativo en los precios de las acciones" por dos razones: primero, porque lo más probable es que Trump permanezca en el cargo; y segundo, porque aunque triunfase el juicio político y el presidente se viese obligado a abandonar la Casa Blanca, el sucesor sería el actual vicepresidente, Mike Pence, que probablemente "mantendría las políticas a favor de las empresas" y, a su vez, habría "estabilidad en las políticas y comunicaciones".

Para los expertos de la gestora francesa, los mayores riesgos para la renta variable de EEUU que hay ahora mismo en el horizonte son el posible aumento de la popularidad de los candidatos presidenciales que favorezcan las subidas de impuestos; que la Administración tome medidas militares contra Irán o cualquier otro país en represalia por el ataque contra Arabia Saudí; y la incapacidad para alcanzar un acuerdo comercial con los principales socios económicos. Y ninguna de ellas tiene que ver con el 'impeachment'.

"Es probable que los mercados subestimen estos riesgos", sobre todo teniendo en cuenta que en la actualidad "los precios de las acciones están cerca de niveles récord", remarcan desde Amundi. Los expertos de esta firma apuntan que dada la desaceleración del crecimiento estadounidense y mundial, y ante la incertidumbre de la política comercial, lo más "prudente" es posicionarse "a la defensiva". Aconsejan por ello a los inversores centrarse en las "empresas de calidad que cotizan a precios razonables para protegerse de los posibles riesgos a la baja".

¿QUÉ ESPERAR EN EL MERCADO DE BONOS?

En cuanto a la renta fija, desde Amundi son claros. "Históricamente, los juicios políticos no han tenido efectos directos en la economía y ha habido un impacto de corta duración en los mercados financieros". En este sentido, los expertos de la gestora gala apuntan que aunque el interés del bono estadounidense puede subir en respuesta a los titulares sobre el 'impeachment', creen que esta sería una respuesta "de corta duración". "Preferimos los productos titulizados y los bonos indexados a la inflación, mientras que somos cautelosos con los bonos corporativos con diferenciales ajustados", remarcan.

Como explican estos analistas, solo ha habido dos casos modernos de impugnación presidencial y ambos ocurrieron en "entornos económicos diametralmente opuestos". En concreto, durante el juicio político a Richard Nixon la economía estadounidense "ya estaba entrando en una recesión y la inflación estaba aumentando". Además, los mercados se encontraban inmersos en un "mercado bajista". Por su parte, durante el 'impeachment' a Bill Clinton la economía estaba en auge, creciendo más de un 4% y con la inflación estable, con la bolsa subiendo.

"La única conclusión que podemos sacar de los dos últimos juicios políticos es que el proceso no tiene un impacto duradero en los mercados. Los movimientos de los mercados fueron impulsados principalmente por condiciones económicas preexistentes que llevaron a la caída o al boom", concluye Amundi.