Esther Marín se hace con todo el poder de la gestora y la banca privada de Banco Caminos

Dirige su banca privada desde 2015 y ahora releva en la gestora a Fernando García de la Serrana

  • El grupo Banco Caminos-Bancofar está especializado en ingenieros, farmacéuticos y otros liberales
bancocaminos
Sede de Banco Caminos en MadridRuiz Barbarin Arquitectos

Esther Marín se ha hecho con todo el poder de la gestora y la banca privada de Banco Caminos. Este banco privado español está especializado en colectivos profesionales como los ingenieros o los farmacéuticos, y tiene casi 1.200 millones de euros alojados en productos y servicios de inversión.

Esta financiera, con 25 años de trayectoria profesional, fue nombrada directora general de Gefonsa, la banca privada de Banco Caminos, en marzo de 2015. Antes había trabajado para entidades de primera fila como Banco Santander de Negocios o Bank of America como trader de bonos públicos. También estuvo en la antigua Caja Madrid y la nueva Bankia como trader de bonos públicos, acciones y derivados de acciones, donde llegó a ser incluso responsable de Estructuración.

Recientemente, Marín ha sido nombrada nueva directora general de Gestifonsa, la gestora de fondos y sicav de este banco privado. Compaginará este cargo con el de máxima responsable de la banca privada, confirma la entidad a Bolsamanía.

Al frente de la gestora, sustituye a Fernando García de la Serrana, un histórico de Banco Caminos y del sector financiero que, a partir de ahora, se dedicará a las relaciones institucionales del grupo. Marín es “el relevo natural” de García de la Serrana, quien se está centrando en “nuevos proyectos, donde esperamos que genere mayor valor añadido”, asegura el banco español.

A cierre de 2017, el grupo Banco Caminos-Bancofar tenía 1.161 millones de euros en recursos de clientes fuera de balance, que suponían un 38% del total de los recursos administrados por el banco, según su última memoria anual. De este volumen, 359 millones estaban en fondos de inversión y sicav, 291 millones en planes de pensiones, 334 millones en carteras de gestión discrecional y otros 175 millones en fondos de gestoras internacionales.

CAPTACIÓN DE NUEVOS PROFESIONALES LIBERALES

En 2014, Banco Caminos duplicó su tamaño con la compra del 70,2% de Bancofar a Bankia, el banco privado de los farmacéuticos, y más tarde incrementó esta participación hasta el 81%. El resto del capital social de Bancofar, un 19%, sigue en manos de las distintas cooperativas del sector farmacéutico. En total, el grupo cuenta con una treintena de oficinas repartidas por toda España.

El presidente de Banco Caminos es Mateo Velasco y su consejero delegado, Enrique Serra. Su negocio pivota sobre la banca privada, la banca de empresas y también la ‘banca joven’, según su página web. Aunque históricamente ha estado volcado con los ingenieros, y desde hace cinco años con los farmacéuticos, ahora está lanzando una ofensiva comercial para captar a más profesionales liberales con altos patrimonios, como abogados, médicos o arquitectos, en un segmento donde compite con entidades de nicho como Caja Ingenieros o Arquia Banca -quien se hizo con Profim- y con los grandes bancos comerciales.